Cursos de Kinesiotaping

Si bien es cierto que la depresión suele relacionarse con personas adultas, los niños, desgraciadamente, también pueden pasar por este trance.

Por tanto, es necesario saber cómo detectar la depresión infantil para poder tratarla y conseguir que nuestros hijos crezcan felices y sin preocupaciones.

Es cierto que existen muchos indicios que pueden ayudarnos a detectar la depresión infantil. No obstante, no todos estos factores indican que efectivamente hay una depresión. Pueden ser episodios aislados sin importancia. Así pues, lo más importante de todo es la observación en el tiempo y no pecar de precipitados.

En los niños que presentan depresión infantil se puede presentar apatía en las actividades o juegos. Quizá sea más preocupante cuando se tratan de actividades que antes entusiasmaban al pequeño.

Al igual que en la depresión adulta, la tristeza es uno de los factores más recurrentes en la depresión infantil. Nuestro hijo se mostrará melancólico, ausente y triste. Como siempre, hay que intentar ver si esto es sólo un episodio pasajero, o efectivamente es una actitud que se repite en el tiempo.

Identificar ciertas dosis de culpabilidad en nuestro hijo también nos puede ayudar a detectar la depresión infantil; y es que dicha culpabilidad es muy recurrente en los casos de depresión, unida a una baja autoestima y un pesimismo excesivo.

Otro factor determinante son los cambios de humor y la excesiva irritabilidad del niño. Además, es posible que tengan deseos de estar solos casi todo el tiempo, algo que podría ser una señal bastante importante para detectar la depresión infantil.

Otros síntomas para detectar la depresión infantil pueden ser el miedo al fracaso, la autolesión, la pérdida súbita de apetito de niños que además antes tenían un apetito más que normal, etc.

Es importante observar si estos episodios interfieren en el día a día de nuestro hijo. Si durante todo el día se muestran así, y además el insomnio -otro factor importante- dificulta la concentración en la escuela, seguramente estemos hablando de un problema de depresión infantil.

Con información de
https://salud.uncomo.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *