Cursos de Kinesiotaping

Alivia los tobillos hinchados

El tratamiento para la hinchazón de los tobillos depende de su causa. Si las lesiones comprometen los ligamentos o hay incapacidad en el movimiento, lo mejor es buscar atención médica. En cambio, si es una lesión leve o su causa es la retención de líquidos, basta con aplicar algunos consejos para aliviar los tobillos hinchados en casa.

Este síntoma aqueja con frecuencia a los adultos mayores y mujeres embarazadas. Sin embargo, también es común en deportistas o personas cuyos trabajos implican esfuerzos físicos. Si bien puede estar relacionado con dificultades circulatorias, traumatismos e infecciones, casi siempre es leve y puede mejorarse con cuidados básicos. ¡Toma nota!

5 consejos

Antes de aplicar cualquier recomendación para aliviar los tobillos hinchados es importante determinar qué tan severo es el síntoma. Si es una hinchazón puntual, como la que se produce por mantener una misma postura o por acumulación de líquidos, pueden ser suficientes algunos ejercicios y cuidados.

Sin embargo, si el síntoma es persistente o viene acompañado con dolor, hematomas y dificultades para caminar, entre otros, es primordial acudir al médico para darle un manejo más adecuado. El profesional puede determinar el tipo de lesión con un examen físico y pruebas como la radiografía de tobillo. Veamos algunos consejos para aliviarlo.

1. Elevar las piernas

Uno de los ejercicios que ayuda a aliviar los tobillos hinchados es elevar las piernas por encima del corazón. Este movimiento facilita la circulación desde las extremidades inferiores hacia el corazón, lo cual contribuye a disminuir la inflamación. A su vez, produce una rápida sensación de alivio en caso de dolor o entumecimiento.

¿Qué debes hacer?

  • Acuéstate sobre una superficie cómoda, como la cama o una colchoneta para yoga, y eleva las piernas en dirección al techo.
  • Déjalas elevadas de 10 a 15 minutos y descansa.

2. Hacer ejercicio moderado

El ejercicio físico moderado tiene efectos terapéuticos sobre las lesiones que producen inflamación en los tobillos. De hecho, es uno de los mejores hábitos para reactivar la circulación sanguínea y prevenir la retención de líquidos. La Organización Mundial de la Salud (OMS) aconseja la práctica de 150 minutos de ejercicio moderado a la semana.

¿Qué debes hacer?

  • Si tienes una lesión de tobillo, consulta con un médico o fisioterapeuta sobre los ejercicios que ayudan a su rehabilitación.
  • Evita hacer rutinas de alta intensidad hasta aliviar por completo la dolencia.
  • Opta por actividades moderadas como caminar, nadar o hacer estiramientos con banda elástica.

3. Descansar para aliviar los tobillos hinchados

Si bien el ejercicio moderado contribuye a aliviar los tobillos hinchados, también es conveniente descansar unos días. El reposo disminuye la presión que causa el peso corporal sobre los tobillos. Además, contribuye a la relajación musculary favorece la recuperación de los tejidos afectados.

¿Qué debes hacer?

  • Si recién sufriste una lesión o esguince de tobillo, reposa 2 o 3 días.
  • Si sientes dolor al apoyarte sobre el pie, usa muletas.

4. Aplicar hielo

La aplicación de bolsas de hielo puede resultar muy útil a la hora de tratar la hinchazón en los tobillos. El frío tiene un efecto terapéutico que ayuda a disminuir la inflamación. Incluso, su aplicación a través de masajes acelera el alivio del dolor, hematomas y espasmos musculares.

¿Qué debes hacer?

  • Introduce varios cubos de hielo en una bolsa, o bien, envuélvelos en un paño limpio.
  • A continuación, aplícalo con suaves masajes sobre los tobillos.
  • Déjalo actuar hasta que sientas la pie adormecida. Luego, descansa entre 2 y 4 horas antes de repetir su uso.
  • Prolonga el tratamiento 3 o 4 días, hasta controlar la hinchazón.

5. Utilizar un vendaje

Vendarse el tobillo afectado puede ser el mejor complemento para disminuir la hinchazón y la aparición de moretones. Antes de hacerlo, se puede aplicar un masaje con ungüentos antiinflamatorios o aceites. Lo idóneo es mantener la venda por dos o más días, dependiendo de la severidad de la hinchazón.

¿Qué debes hacer?

  • Para empezar, corta una almohadilla en forma de herradura a partir de un fieltro.
  • Seguidamente, ponla alrededor de la parte externa del tobillo.
  • Luego, enrolla un vendaje elástico sin apretar demasiado el tobillo.
  • Si tienes dudas de cómo hacerlo, consulta al médico. La venda no debe bloquear el flujo de sangre porque puede empeorar la hinchazón.

Para terminar, recuerda mejorar tu alimentación y evitar el consumo excesivo de sal. Esta última puede dificultar el tratamiento, ya que incide en la retención de líquidos. Igualmente, consume abundante agua y evita malos hábitos como el consumo de alcohol y tabaco.

Con información de
https://mejorconsalud.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *