Cursos de Kinesiotaping

Anatomía del pectoral menor

El Pectoral Menor es un músculo que une la escápula al tórax, tiene una forma triangular, plano y fino, se encuentra por detrás del músculo pectoral mayor, y además de movilizar la cintura escapular participa en la respiración, su retracción o acortamiento ocasiona síndromes como el de hombros adelantados y por ello es muy evaluado y tratado por fisioterapeutas de todo el mundo.

Éste músculo debido a sus puntos de origen e inserción es relevante en la cintura escapular ya que de alguna forma sostiene la escápula al tórax, su acortamiento puede provocar la compresión del plexo braquial en el llamado síndrome de los desfiladeros, por lo tanto es un músculo a considerar en lesiones que incluyen la cintura escapular, hombro e incluso el plexo braquial.

Inserciones.

Se origina de las superficies externas y superior de las costillas 3°, 4° y 5° (en ocasiones 2°a 4°) y las fascias de los intercostales adyacentes. Las fibras convergen en un tendón corto y plano cuando se extiende en sentido superolateral para insertarse en la superficie medial de la apófisis coracoides.

Inervación.

El Pectoral Menor se encuentra inervado por los nervios pectorales medial y lateral (C5-T1).

Función.

A pesar de su corto tamaño e intrigante ubicación el Pectoral Menor se involucra en diversas realizadas por el hombro, la escápula incluso durante la respiración.

Su principal función es la de tirar el hombro hacia abajo y adelante,  rota la escápula (deprimiendo la cavidad glenoidea), eleva el ángulo inferior y el borde medial de la escápula alejándola de las costilla.

Actúa como músculo accesorio realizando sinergias en:

  • Respiración profunda: junto con el diafragma, escalenos, intercostales, elevador de la escápula, esternocleidomastoideo y trapecio superior.
  • Depresión de hombro: junto con el pectoral mayor, dorsal ancho, trapecio inferior.
  • Rotación hacia abajo: con el romboides y elevador de la escápula.

Y su acción antagonistas para la abducción y rotación de la escápula es trapecio inferior.

Patologías que afectan al Pectoral Menor.

Debido a que el Pectoral Menor es un músculo que se encuentra involucrado en diversas actividades realizadas por el miembro superior esta propenso a lesionarse y verse afectado en algunas patologías relacionadas con el hombro y/o la región cervical, a continuación se describe algunas de las patologías donde dicho músculo se ve perjudicado:

Disfunción neuro-muscular.

Un  acortamiento significativo del Pectoral Menor en presencia de puntos de gatillos suele mostrar una anteriorización del hombro (hombros redondeados) causada por la basculación antero inferior de la apófisis coracoides impuesto por este músculo. La flexión de hombro se ve limitada debido a la tensión del Pectoral menor.

El Pectoral Menor se ve involucrado en el síndrome del desfiladero torácico debido a una inserción anómala del mismo en la 1° o 2°  costilla, o por la presencia de una banda fibrosa tóraco-clavicular la cual puede comprimir la vena axilar ocasionando obstrucción intermitente de la vena subclavia, dando lugar a signos intermitentes en el brazo del paciente, edema, pesadez y parestesias en los dedos de la mano.

Siguiendo el orden de ideas, cuando el espacio anatómico retropectoral menor o espacio subcoracoideo se encuentra estrecho debido a determinadas alteraciones en el correcto alineamiento postural, esto puede provocar que la apófisis coracoides (donde se inserta el pectoral menor) sea deprimida hacia adelante dando lugar a un Síndrome del Desfiladero Torácico.

Por otra parte el Pectoral Menor acortado puede causar síntomas neurovasculares distintivos a través del atrapamiento del paquete neurovascular de la extremidad superior.

Es importante acotar que la disfunción muscular de estructura vecinas también pueden afectar la anatomía del Pectoral Menor por ende es necesario señalar que la debilidad del trapecio inferior puede permitir que la escapula se desplace hacia arriba y que bascule hacia abajo por delante, pudiendo dar lugar a un acortamiento adaptativo del Pectoral Menor, capaz de activar y perpetuar puntos  gatillos en el mismo.

Por otro lado la presencia de puntos gatillos en los músculos escalenos y el pectoral mayor pueden activar puntos gatillos en el Pectoral Menor.

Alteraciones posturales.

Una postura de cabeza hacia adelante ocasiona retracción del músculo Pectoral Menor causando incremento en la tensión sobre el nervio subescapular. Es importante destacar que una postura sedente inadecuada por periodos prolongados  puede ocasionar activación de puntos de gatillos en dicho musculo.

 Alteraciones en el patrón muscular del Pectoral Menor puede traer como consecuencia disfunciones escapulares como  lo es la Escapula Alada; es decir, sabemos que al inicio de la flexión del hombro, la acción del músculo pectoral mayor  es dominante y queda evidenciado por la inclinación anterior  de la escápula (aleteo del ángulo inferior). Por el contrario si el músculo Pectoral Menor  es corto, la escápula ya estará en posición de inclinación anterior, que se hace mas exagerada tras la contracción del músculo.

Es importante acotar que cuando se realiza cargas excesivas sobre la región del hombro, se produce una compresión prolongada del Pectoral Menor, como cargar una mochila con correa tensa delante del hombro y/o darle un mal uso a las muletas causando un sobreuso de la función depresora de dicho músculo; esto causa estrés sobre el mismo ocasionando la activación de puntos gatillos.

Con información de
https://www.fisioterapia-online.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *