Cursos de Kinesiotaping

Aprovecha al máximo tu consulta con el fisioterapeuta

Estos tips te ayudarán para que el tiempo que estés presencialmente en la consulta sea aprovechado al máximo.

Planifica tu tiempo:

​Pedir cita con suficiente tiempo de anticipación -aunque a todos nos ha pasado que llega un paciente en forma de cometa con alguna crisis de dolor-, llegar puntualmente y coordinar tu horario de trabajo para no salir súper apurado es fundamental. Siempre les digo a mis pacientes que a veces no sé cuánto tiempo demorará la consulta, principalmente si va por primera vez, día en que me tomo más tiempo del habitual porque valoro su condición y además le realizo el tratamiento, si así lo amerita. Entonces, es posible que demores más de una hora, toma previsiones.

Lleva ropa cómoda:

En una sesión de Fisioterapia es común que realices ejercicios, asegúrate de llevar ropa y calzado que te lo permita. De igual manera, si sabes que tu zona a tratar es la rodilla, por ejemplo, evita llevar pantalones ajustados o cualquier otra prenda que no te permita exponer el área de tratamiento con facilidad. Llevar la ropa adecuada para cambiarte antes del tratamiento es una buena opción, en especial si eres muy pudoroso (a).

Infórmale con confianza a tu Fisioterapeuta lo que te duele o sientes:

A veces me pasa que por alguna razón la persona trata de ocultar la realidad y me doy cuenta casi al final del tratamiento, como en un intento de disimular lo mal que se siente. Con esto no quiero decir que exageres –como a veces también pasa- sólo se honesto y confía en tu Fisioterapeuta. Conocer los detalles de cómo te sientes nos guiará mejor en el diagnóstico y tratamiento.

Consejos

Estos tips te ayudarán a recuperarte más rápido de tu lesión.

No esperes a estar en muy mala condición para acudir al Fisioterapeuta:

Lamentablemente hay personas a las que les cuesta mucho reconocer cuando están mal físicamente, incluso algunas personas tienen tantas ocupaciones y preocupaciones que dejan pasar largos períodos de tiempo con el mismo malestar físico y sólo piden ayuda cuando ya no pueden más. Si eres de este tipo de personas es bueno que sepas que acudir al Fisioterapeuta o al médico no tiene nada de malo y cuanto más pronto lo (a) visites, menor será el tiempo de recuperación de tu lesión.

Evita las inasistencias:

Siempre he pensado que cuando un paciente falta mucho por algunos contratiempos puntuales, quiere decir que se siente bien, entonces no me preocupo tanto. Lo malo es cuando no culmina el tratamiento completo, comete algunos “abusos” y al poco tiempo recae. Los Fisioterapeutas nos planteamos objetivos de tratamiento a corto, mediano y largo plazo, procura cumplir con la frecuencia de tratamiento sugerida en la medida de lo posible, esto disminuirá la probabilidad de una futura recaída.

Realiza sólo los ejercicios que te indica tu Fisioterapeuta:

Es común que le prescribimos un (os) ejercicio (s) determinado (s) a una persona en número de repeticiones, series y frecuencia al día y esta no lo (s) hace, o por el contrario, hace de más. Cualquiera de las dos alternativas puede retrasar tu progreso; en tal sentido, procura seguir las indicaciones al pie de la letra.

Respeta las pausas activas:

Si estás consciente de que hay una actividad que realizas constantemente y empeora la condición de tu lesión, como por ejemplo, permanecer indefinidamente en el computador cuando presentas dolor de cuello, demorarás más en aliviarte. Recuerda realizar los ejercicios de pausas activas y los cambios de posición cada hora para evitar prolongar tu malestar. 

Con información de
https://www.fisioterapia-online.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *