Cursos de Kinesiotaping

Beneficios del pilates después del parto

Hay que esperar al menos tres semanas desde el parto antes de practicar ejercicio. El comienzo debe ser suave. Estiramientos y caminatas suaves para ir prolongando poco a poco los tiempos. Por eso el Pilates es perfecto, aunque habrá que cuidar las posturas hasta la completa recuperación del postparto. Es importante contar con un profesor fisioterapeuta de confianza.

Los beneficios que aporta el Pilates después del parto son múltiples. Por un lado, la suavidad con que se practica, además ayuda a recuperar la figura y perder los kilos subidos durante el embarazo. También aumenta el tono muscular y mejora el estado de la forma.

Sirve igualmente para mejorar nuestra postura corporal, importante para el nuevo papel de cargar a nuestro bebé en brazos. Aumenta la energía, la fuerza y la resistencia, lo cual ayuda a disminuir la fatiga, el cansancio, el dolor de espalda y combate problemas comunes en mujeres que acaban de dar a luz como la retención de líquidos, el estreñimiento o la depresión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *