Cursos de Kinesiotaping

Causas y tratamiento de la eyaculación dolorosa

La eyaculación dolorosa es un problema más común de lo que inicialmente puede pensarse. Como su nombre indica, se reconoce por el dolor que el varón siente con la expulsión del semen a raíz de la contracción que se produce de las vesículas seminales como consecuencia de la excitación.

En general, la eyaculación dolorosa va acompañada de una inflamación en la zona genital, en la uretra, la próstata o en los testículos. No obstante, también puede producirse por factores psicológicos.

Síntomas

La eyaculación dolorosa se reconoce principalmente por el dolor, que incluso se prolonga en algunos casos después de haber eyaculado. Sin embargo, hay hombres que no lo sienten, sino que presentan otros síntomas que son también una clara señal de que se padece este problema. Así, los principales síntomas de la eyaculación dolorosa son:

  • Dolor en cualquier parte del pene durante la eyaculación, que puede durar más tiempo tras haber terminado de eyacular.
  • Ardor justo en el momento de la expulsión del semen.
  • Ardor que en ocasiones se manifiesta en el abdomen, sobre todo, en la zona baja del vientre.
  • Dolor localizado en la zona genital, principalmente, en los testículos.

Este problema a veces puede confundirse con otros parecidos, como la erección dolorosa, pero hay que tener en cuenta el momento en el que sucede, así como fijarse en otros síntomas pues a veces determinar el momento es complicado.

Causas físicas

Varias son las causas que pueden producir una eyaculación dolorosa. Muchas de ellas están relacionadas con inflamaciones en diferentes partes de la zona genital, que se corresponden con diferentes motivos.

Infección del tracto urogenital

Es una de las más comunes. En este caso, el médico deberá realizar un análisis de sangre, así como un cultivo de la orina. Puede que también realice un tacto rectal para comprobar la inflamación de la zona o si hubiera otros problemas derivados de esta infección.

Prostatitis

La inflamación de la próstata es otro de los factores que puede estar detrás de la eyaculación dolorosa. En este caso, es una bacteria la que causa esa molesta inflamación, que es posible que también haga que el semen tenga sangre. El hombre manifiesta otros síntomas como fiebre, trastornos al orinar, dolor de espalda o escalofríos. Incluso es posible notar problemas en la erección. Normalmente, se realiza un análisis de sangre, prestando especial atención a los niveles de PSA.

Uretritis

La inflamación de la uretra se produce por infecciones originadas por la presencia de microbios, como la clamidia o el gonococo, que se contraen por contacto sexual. Aparte del dolor al eyacular, si esta es la causa de tu problema, podrás notar otros síntomas como ardor y dolor al orinar y muchas ganas de hacer pis, aunque la cantidad que expulses sea escasa.

Estrechamiento de la uretra

La uretra puede definirse como el conducto que conecta la vejiga con el meato urinario, interviniendo en el hombre tanto en la micción como en la eyaculación. Este conducto tiene diferentes tamaños y si es más estrecho, entonces cuando se produce el problema y aparece la eyaculación dolorosa.

Epidídimo

Forma parte del aparato reproductor masculino y cuando se inflama también produce eyaculación dolorosa, al igual que cuando la inflamación se localiza en un testículo o en sus canales. Normalmente, se produce por la presencia de bacterias que, en general, están relacionadas con las infecciones de transmisión sexual. Los síntomas, aparte del dolor, son fiebre y la inflamación y enrojecimiento del escroto, entre otros.

Causas psicológicas

Aunque es más frecuente que la eyaculación dolorosa esté causada por las infecciones o inflamaciones que hemos comentado anteriormente, no se descarta que también se produzca por motivos psicológicos, como la neurosis o la ansiedad.

  • Neurosis: es un problema del funcionamiento del sistema nervioso y que la persona tiene dificultades para controlar. Se debe a múltiples factores como fobias entre las que podría incluirse el contacto con otra persona o bien a trastornos obsesivo-compulsivos.
  • Ansiedad: este estado se define como de agitación de forma continuada, lo que lleva a que la persona se sienta mal. Ese malestar puede canalizarse en diferentes partes del cuerpo como puede ser el aparato reproductivo, siendo uno de los principales síntomas el dolor.

Tratamiento

El tratamiento de la eyaculación dolorosa puede variar en función de la causa que haya dado este problema. En general, se suelen prescribir antiinflamatorios y antibióticos para acabar con la inflamación y los microorganismos que ha causado la infección e inflamación.

Sin embargo, si el problema está en el estrechamiento de la uretra, seguramente no te quedará más remedio que someterte a una intervención quirúrgica. Y, ¿qué sucede cuándo el problema es psicológico? La respuesta es sencilla: se deben seguir terapias psicológicas con expertos que ayuden a superar el problema que hace que aparezca ese dolor.

Con información de
https://salud.uncomo.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *