Cursos de Kinesiotaping

Cómo actuar ante un paciente con convulsión

Una convulsión es una contracción involuntaria repentina y a menudo violenta de un músculo y un ataque convulsivo es una serie de tales contracciones. Es posible que antes de un ataque epiléptico, la víctima tenga una breve premonición del mismo, que recibe el nombre de «aura«. S

Si es posible ayude a la persona en cuestión a echarse en posición horizontal antes de que se desvanezca.

Los movimientos musculares violentos suelen iniciarse tras un breve lapso de rigidez, por lo que deberá alejar a la víctima de cualquier mueble u objeto contra el cual pudiera golpearse.

Un ataque epiléptico dura un minuto más o menos. A continuación, la víctima se relaja y puede entrar en un estado parecido al de trance o quedarse dormida. No sujete a la víctima durante las convulsiones.

Una vez hayan cesado los movimientos musculares, examine a la víctima en busca de lesiones que se hayan podido producir durante el ataque epiléptico. Permanezca junto a ella, que podrá estar agotada o aturdida. Aleje a los curiosos si está en la calle.

Deje dormir a la víctima. Cuando se despierte aconséjele que vaya al médico.

Si la víctima no respira una vez que las convulsiones han cesado, compruebe que la lengua no obstruye el paso del aire.

Si este está libre y a pesar de ello la víctima no respira, practique la respiración artificial.

Con información de
https://salud.uncomo.com/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *