Cursos de Kinesiotaping

Cómo asear a un enfermo en la cama

Para un enfermo, la práctica de un aseo en la cama puede resultar muy reconfortante y lo ideal sería que dicho aseo se realizase todos los días. Si no es posible, debe lavarse al enfermo de esta forma en días alternos.

Recuerde que el enfermo puede pensar que le está ocasionando molestias innecesarias o sentirse cohibido al ser lavado por otra persona. Su forma de proceder, pausada y eficiente, contribuirá en gran medida a convencerle de que no es así en realidad, y él podrá disfrutar de este hábito.

Se necesita: una jarra de agua caliente y una palangana grande, un cubo, jabón, dos esponjas (una para la cara y otra para el cuerpo), polvos de talco, crema, una toalla pequeña para la cara y un par de grandes para secar al enfermo.

El aseo debe aprovecharse para dar un pequeño masaje en zonas sometidas a presión, como pueden ser los omoplatos, la base de la columna vertebral y las caderas. Al enjabonar, friccione suavemente estas zonas. Si la piel de los codo o los tobillos está muy seca, frótela con una crema no grasa. Lave y seque el pecho y los brazos. Permita al enfermo mojar las manos en el recipiente de agua para enjuagarse el jabón.

Mantenga el pecho y la mitad inferior del cuerpo cubiertos mientras lava el abdomen del enfermo. No olvide el ombligo.

Lave las piernas, primero una y después la otra, prestando atención a la zona que queda entre los dedos. Corte las uñas si es necesario, ya que hay que evitar las uñas largas.

Dé la vuelta al enfermo hacia uno de los lados y luego hacia el otro para lavar la parte superior de la espalda. Otra opción será sentar al enfermo en la cama.

Por último, lave la parte inferior de la espalda. La mayoría de enfermos prefieren lavarse los genitales ellos mismos, por lo que deberá respetar su intimidad.

De esta forma, resultará también muy importante saber cómo cambiarle la cama, ya que el aseo se hará en la propia cama, donde el enfermo pasa la totalidad del día.

Con información de
https://salud.uncomo.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *