Cursos de Kinesiotaping

Cómo tomar el pulso a un enfermo

Para tomarle el pulso a un enfermo hay que tomar en cuenta que en reposo, la frecuencia oscila entre 68 y 74 latidos por minuto. En los hombres, la frecuencia normal del pulso es de 70 a 72 latidos por minuto, en las mujeres de 78 a 92; en los lactantes y niños es mayor, entre 120 y 140 latidos por minuto en reposo.

El pulso de un niño de 12 años late, en reposo, a 80 pulsaciones por minuto.

Podrá tomar el pulso dondequiera que una arteria corra por encima de un hueso. El sitio habitual para hacerlo es la muñeca.

Situe los dedos índice y medio de su mano suavemente sobre la muñeca del enfermo, a la altura de la base del pulgar.

A pocos instantes, debe sentir los latidos del pulso. Cuente el número de latidos en todo un minuto.

Observando el segundero del reloj.

Si el enfermo está dormido, o cuando la muñeca no esté facilmente accesible, coloque simplemente dos dedos sobre las sienes del enfermo y cuente el número de pulsaciones.

La lectura es más exacta si se cuentan las pulsaciones durante todo un minuto. Conviene evitar tomar el pulso durante un tiempo más corto, esto podría llevarnos a un error. Si nos tomamos las pulsaciones en treinta segundos el margen de error es desde +1 hasta -1. Si nos tomamos las pulsaciones en quince segundos el margen es desde +4 a -4.

También puede tomar el pulso en la carótida, arterias que van por los dos lados del cuello, por lo que con dos dedos el índice y el medio presionas ligeramente en uno de los lados del cuello hasta notar las pulsaciones.

El ritmo cardíaco correcto según la edad es el siguiente:- El pulso correcto en bebés < 1 año: 130 a 140- El pulso correcto en niños: 80 a 100- El pulso correcto en adultos: 70 a 80- El pulso correcto en ancianos: 60 ó menos.

Con información de
https://salud.uncomo.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *