Cursos de Kinesiotaping

Conoce tu cuerpo a través de la diafreoterapia

La diafreoterapia es una técnica de trabajo somato-psico-emocional creada por Linda Jent y Malen Cicerol a partir de su trabajo en París con Francoise Mezieres (creadora del concepto de cadena muscular) y con Therese Bertherat (creadora de la antigimnasia y escritora, entre otros muchos, del libro “El cuerpo tiene sus razones”).

La diafreoterapia considera al ser humano como un todo en el que el cuerpo, el pensamiento y la emoción cambian conjuntamente y a la vez. Podemos de esta forma decir que cada individuo tiene un patrón de funcionamiento psico-fisio-emocional (o uso de sí mismo) por un lado genético y por otro adquirido, que le predispone a tener un comportamiento psíquico, una actitud o postura corporal y un manejo de sus emociones concretos.

Los patrones o polos entre los que los seres humanos nos movemos son básicamente cuatro. Los propios de la extroversión (o movimiento hacia fuera): alegría y rabia (agresividad) y los de la introversión (o movimiento hacia adentro): tristeza y miedo.

Cada individuo, con independencia de que tenga la capacidad de desplazarse a otros patrones en momentos puntuales, presenta un hábito de uso de sí mismo más o menos desplazado hacia la extroversión o introversión y dentro de cada una de estas, a una de sus dos posibilidades.

Postura corporal y actitud emocional

Veamos dos casos extremos que nos permitirán entender estas cuestiones:

  • La niña tímida con sus pies planos, rodillas valgas, cifosis dorsal y hombros y cabeza encorvados hacia delante, representaría el extremo de introversión-miedo-huida.
  • El “chulo de discoteca” con sus pies cavos, rodillas varas, pecho saliente, cinturas escapulares en retropulsión y dorso plano nos da una idea del extremo extraversión-rabia-agresión.

Podríamos hacer lo mismo con los patrones extraversión-alegría e introversión-tristeza. Para cada individuo su estado más habitual de funcionamiento, más o menos desplazado hacia uno de estos polos, representa su punto cero, neutro o de reposo, de forma que el movimiento hacia el contrario o siquiera hacia un punto de mayor equilibrio está dificultado y supone una tensión que solo disminuye con la vuelta a este punto cero.

Esta tensión está representada a nivel físico por la que todos podemos percibir en un paciente con los hombros antepulsados y rotados internamente cuando tratamos de llevarlos a una posición más equilibrada.

En diafreoterapia tratamos como punto de partida, de ayudar al paciente a tomar conciencia de toda su realidad, tanto de sus sensaciones físicas (donde percibe las tensiones en su cuerpo) como del status psico-emocional que acompaña a estas sensaciones (si no sabe dónde está no podrá ir a ningún lugar).

A partir de esta conciencia, mediante el trabajo tratamos de realizar un “movimiento” que equilibre su postura, su estado emocional y su pensamiento. No podremos entonces conseguir que la postura global de un individuo varíe si no le ayudamos a tomar conciencia, vivir e integrar los cambios que esto supone a nivel de su actividad emocional y psicológica.

No podemos por ejemplo conseguir que una persona fijada en una postura de introversión, (valgo, cifosis, etc) alcance una postura más equilibrada si no le ayudamos a vivenciar e integrar el movimiento emocional contrario, es decir su capacidad agresiva.(entendiendo la agresividad en su faceta positiva tal y como se usaba en el latín “agrédere-ir hacia”)

En diafreoterapia trabajamos desde las técnicas mezieristas de posturación, estiramiento, corrección de las compensaciones y masaje de los músculos acortados, para flexibilizar las cadenas musculares que fijan al individuo en una postura. Podemos incluir además técnicas miofasciales, de contracción-relajación, digito-presión, etc… que nos ayuden en esta tarea.

Pero sobre todo, trabajamos sobre la respiración (el diafragma) como centro físico y emocional de la movilidad o fijación de toda persona, ayudándole a “desbloquear” las tensiones por medio del suspiro, la realización de sonidos, la palabra e incluso el grito, la risa o el llanto.

Liberadas las cadenas musculares, relajadas las tensiones internas, nace una nueva realidad corporal, una nueva postura que además conlleva nuevas posibilidades y actitudes psicológicas y emocionales de las que la persona ha de ser consciente para poder asumirlas y utilizarlas.

En la medida que el paciente integre en su realidad este cambio psico-físico-emocional y lo ponga en uso en su vida diaria, su postura corporal ahora más equilibrada, se mantendrá. Esta integración se facilita en las sesiones por medio de movimientos expresivos y la verbalización de los cambios en la sensación corporal y emocional que el paciente percibe.

Ciertamente no es una técnica muy científica ni mesurable, ciertamente sobrepasa lo puramente físico y se adentra en terrenos de la psicología, ciertamente está muy lejos de la fisioterapia clásica. Pero creo que la fisioterapia ya está haciendo un movimiento de apertura hacia ciertas técnicas (como la liberación someto-emocional de Andrej Pilat, las osteopatías craneal y visceral, las reflexoterapias, etc.) que aun teniendo difícil demostración y controvertidos principios tienen cada vez más adeptos.

Espero de todas formas poder exponer en posteriores aportaciones, casos prácticos y experiencias personales con esta técnica

Luego de leer este extracto entenderás cómo es su dinámica. Además, te explicaremos dos de los fundamentos de la Diafreoterapia: el primero es el fundamento de que desde mi cuerpo enfrento a la vida (el cuerpo es un filtro y lo utilizo para expresar cómo me siento con la vida); y  el segundo es el fundamento de que mi posición corporal es una adaptación de lo que veo, entiendo y enfrento en mi vida.

Por supuesto, es importante que entiendas que este artículo es un extracto: las sesiones de Diafreoterapia son todo un recorrido, son prolongadas y representan un espacio en donde la misma persona descubre sus realidades y las herramientas que posee para enfrentarse a la vida a través de las tensiones de su cuerpo, lo cual va de la mano con un trabajo para flexibilizar y equilibrar todo el sistema músculo-esquelético. Pero este artículo te dará una idea de qué puedes encontrar en una sesión y cómo se maneja.

Con información de
https://www.fisioterapia-online.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *