Cursos de Kinesiotaping

Consejos ante la retención de líquido

A pesar de la cantidad de factores que influyen no debemos impedir que la mala circulación se convierta en nuestro enemigo. Las opciones de tratamiento están principalmente relacionadas con el estilo de vida.

Primeramente evalúe y modifique sus hábitos de vida que pueden ser causa de la mala circulación. Por ejemplo evite el tabaco, y alcohol y reduzca la cafeína (se aconseja no beber más de dos tazas de café al día).

  • Evite el contacto con las altas temperaturas ya sea por medio de estufas, sol, saunas, o baños calientes… ya que son las causantes de dicha situación.
  • Acuéstese sobre el lado izquierdo del cuerpo para dormir, con las piernas en alto mediante cojines o una pequeña almohada bajo los pies.
  • Descansar unos minutos después de comer es muy sano. Durante la digestión la sangre se concentra mayoritariamente en el aparato digestivo y ayuda el no tener que utilizar energía para otras cosas pues la digestión necesita mucha sangre.
  • Tome al menos dos duchas al día en las piernas día intercalando en ellas agua fría (acabar siempre con la fría) y templada. Esto nos va a ayudar a relajarlas y mejorar su estado. También se pueden colocar al irnos a dormir paños empapados en agua fría sobre las piernas y después toallas secas para estimular la circulación mientras descansa.
  • Vestido y calzado. Se debe utilizar ropa cómoda que no oprima, evitar el uso de tacones excesivamente altos y en caso de que tengamos que estar mucho tiempo de pie usar medias o calcetines adaptados para mejorar la circulación.
  • Los masajes de drenaje linfático en las piernas evitarán la acumulación de líquidos. Puedes acudir a que te lo hagan o hacerlo usted mismo, siempre de abajo a arriba (tobillo a muslo), utilizando cremas refrescantes efecto hielo que aumentarán los efectos propios del masaje.
  • Aprenda a controlar el estrés, practicando yoga, meditando o recibiendo un masaje.
  • Alimentación. La sangre circulará mejor si elige una dieta alta en fibra y alimentos con vitamina B, C y potasio. Coma alimentos integrales (pan, la pasta y el arroz), frutas, verduras, legumbres, hortalizas y frutos secos (naranjas, sandía, plátanos, nueces, ajo) para fortalecer los capilares y mejorar el flujo sanguíneo. Tome hierbas para tonificar y curar la mala circulación como la cola de caballo cayena, jengibre o mostaza negra y elimine los alimentos que son malos para el corazón como proteínas animales, alimentos ricos en grasas, azúcares blancos y refrescos.
  • Beba al menos 2 L de agua diarios.
  • Finalmente, se debe dejar de lado el sedentarismo y ponernos a hacer ejercicio para activar la circulación. El deporte es una de las mejores herramientas, por ello es necesario que se levante a andar, correr, andar en bici o realizar cualquier tipo de actividad que ejercite los músculos, obtenga un buen bombeo de la sangre y mejore la circulación de nuestro organismo.

Algunos ejercicios y movimientos para la mala circulación

Otros ejercicios que se pueden hacer en casa y que son ideales para activar la circulación son:

  • Encoger los dedos de los pies intentando arrugar una toalla o cogiendo un rotulador. Luego dejar los pies relajados. Repetir el ejercicio veinte veces.
  • Acostarse boca arriba y luego levantar las piernas. Repetir el ejercicio tres veces.
  • Caminar de puntillas o andar sobre los talones durante 5 minutos. Se recomienda hacerlo varias veces al día.

Si usted es diabético, mantener su azúcar en sangre en el rango normal es la mejor forma de ayudar a aliviar los problemas circulatorios.

De cada uno de nosotros depende cuidar nuestro cuerpo, porque como dijo Schopenhaue “La salud no lo es todo pero sin ella, todo lo demás es nada”

Con información de
https://www.fisioterapia-online.com/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *