Cursos de Kinesiotaping

Consejos para actuar en casos de emergencia

Una situación de emergencia puede suscitarse en cualquier momento del día, en distintos lugares, e incluso de la manera menos esperada posible. En este tipo de situaciones, se pueden ver afectadas o implicadas una persona, varias personas, o bien, nosotros mismos.

A veces, nuestra falta de conocimiento y preparación acerca de aspectos elementales o básicos a tratar en estos casos, nos impiden sobrellevar el hecho acontecido y crear un ambiente de desesperación. Por lo tanto, brindamos algunos consejos, para poder sobrellevar algunas de estas situaciones y actuar de la mejor manera posible:

1. No sientas pánico

La desesperación, el pánico o la angustia no colaboran en nada con la situación de emergencia, más bien podrían empeorarla. En estos casos, es recomendable mantener la tranquilidad para poder actuar de manera rápida y correcta. Es cuestión de saber qué hacer, y qué no hacer, también de cómo solicitar ayuda a otras personas, o a los servicios de emergencia.

2. Llama al número de emergencias

Es importante y necesario llamar al número de emergencias, explicando la situación que acontece de manera clara, y el lugar en dónde se presenta la misma. Se debe indicar el estado físico que tengamos o el de las personas afectadas, y de las posibles lesiones que se presenten. También se debe enseñar a los niños desde muy pequeños a llamar al número de emergencias frente a una situación de similar magnitud. Es necesario explicarles el punto anterior acerca de mantener la calma.

Los profesionales de emergencias nos indicarán que debemos hacer en el tiempo de espera hasta que lleguen los servicios necesarios. Mantener la calma y hacer caso de las indicaciones es la mejor estrategia que podemos seguir.

3. Colabora con las personas afectadas en la medida de lo posible

En caso de que uno no resulte afectado por la situación acontecida, sino que otras personas sean las afectadas, entonces se puede colaborar con la pronta atención de éstas. Por ejemplo, si una persona presenta un repentino desmayo, se comienza realizando una evaluación de su nivel de consciencia, preguntándole cómo se encuentra, qué le duele o qué le ocurre. Se ayuda a calmarla, y si la persona no contesta, se debe comprobar que respire y llamar inmediatamente a los servicios de emergencia para su pronta atención.

4. Colabora con la protección y la alerta de la situación de emergencia

En caso de situaciones de emergencia extrema, como terremotos, incendios o inundaciones, se puede ayudar con la evacuación de las personas afectadas. Ayuda con la protección de las personas que están brindando ayuda o colaboración, analizando muy bien el entorno y pon alerta ante posibles nuevas amenazas. Es muy importante, ante todo, que  no se vea afectada tu vida.

5. Aleja a los niños de las situaciones de emergencia

Esto no suele ser muy tomado en cuenta, pero frente a situaciones graves de emergencia, es recomendable alejar a los más pequeños del lugar. Es decir, no exponerlos a la situación, pues a ellos les costará entender lo que está sucediendo. Esto solo les podría causar algún tipo de desesperación, miedo, trauma, o incluso, exponerlos al peligro. Una vez pasada la situación, se recomienda hablar con ellos, explicarles de manera adecuada los hechos para evitar angustiarlos, y aconsejarles acerca de qué hay que hacer en los casos de emergencia.

6. Opta por ubicar el kit de emergencia

Si la situación de emergencia es relativamente tratable, como un desmayo, un ataque de asfixia, una hemorragia nasal o un posible accidente con objetos afilados, entonces es recomendable buscar el kit de primeros auxilios para tratar estos hechos. Mientras se espera la intervención de los servicios de emergencia, en caso de que la situación se agrave. Es muy recomendable tener en la casa, oficina o en lugares públicos, un kit de emergencia que contenga elementos como vendas adhesivas, alcohol, crema para quemaduras, antisépticos, entre otros.

7. Ubica las salidas de emergencia

Si estamos ante una situación de emergencia, donde nos veamos en peligro de muerte, debemos ubicar siempre las salidas de emergencia o vías de escape, evitar el uso de ascensores o de correr desesperadamente con la multitud. Esto, en el caso de estar dentro de un edificio o en medio de la vía pública, y que repentinamente se presente un incendio o un terremoto.

Hoy en día, las situaciones de emergencia pueden ser tratadas de manera rápida y efectiva, gracias al avance de la tecnología y de los medios de información. Es recomendable que cada comunidad, región o país, establezca campañas que enseñen cómo lidiar debidamente con las situaciones de emergencia.

Con información de
https://mejorconsalud.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *