Cursos de Kinesiotaping

Consejos para las «arañitas» en las piernas

Estos tips te servirán para tratar las varices de las piernas además de mejorar otras dolencias y cambiar un poco nuestros malos hábitos.

Mejora la circulación de la sangre

Esto es crucial para que la sangre no se quede obstaculizada en ninguna parte de las piernas. Para ello procura hacer ejercicios de baja intensidad como puede ser pasear al perro, caminar por el parque, andar en bicicleta, hacer natación, etc.

También puedes elevar las piernas cuando estás en casa sentada en el sofá. Se recomienda a su vez no permanecer mucho tiempo sentada o parada, sino cambiar de posición aunque sea a cada rato.

Pierde peso

La obesidad es uno de los principales causantes de varices. Esto es así porque las piernas deben sostener más peso y las venas tienen más trabajo para lograr que la sangre regrese al corazón.

Haz una dieta que te ayude a reducir los kilos de más para lograr que la presión de los miembros inferiores no sea tan excesiva.

Utiliza calcetines de compresión

Las personas que realizan viajes extensos en avión, por ejemplo, suelen usar estas medias de compresión. Las puedes comprar en una farmacia o tienda sin problemas y usarlas todo el día, no solo cuando vayas a estar sentada o en una misma posición.

Sin embargo, es preciso que le preguntes al médico cuánto tiempo te aconseja que las lleves puestas para evitar otros problemas.

Masajea la zona

Cada tarde o noche cuando llegues a casa (o simplemente algunas veces a la semana) puedes aplicarte un automasaje para que la circulación de la sangre se active.

Complementa este tratamiento natural para las varices con algunos aceites esenciales como puede ser la lavanda, el aceite de oliva o cualquiera que te guste.

Duerme con las piernas elevadas

Esto se consigue de diferentes maneras, las dos más frecuentes son poner cojines debajo de tus tobillos para que las piernas queden más arriba que el torso, o bien colocar unos tacos en las patas de la cama en la parte de los pies para que las piernas queden más altas que la cabeza.

Otra buena manera de mejorar la circulación de la sangre es que dejes las piernas hacia arriba algunos minutos. Puedes, por ejemplo, colocar los tobillos o plantas de los pies en la pared y tú sentarte o recostarte en el suelo, la cama, el sofá, etc.

Come mejor

Es muy importante que incluyas más antioxidantes en tu dieta. De esta manera tus venas estarán más saludables y fuertes. También añade bioflavonoides que ayudan a reducir las arañas vasculares.

Se encuentran en los cítricos como las naranjas y los pomelos.

Con información de
https://mejorconsalud.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *