Cursos de Kinesiotaping

Efectos del estrés laboral

El estrés es un fenómeno que puede atacarnos desde cualquier área de nuestra vida: las relaciones, el hogar, las emociones, los hijos, el trabajo, etc.

El estrés laboral, el cual puede ser causado por carga excesiva de trabajo, asignaciones monótonas, exceso de responsabilidad, falta de apoyo, mala relación con superiores, explotación, falta de reconocimiento o por la inestabilidad del cargo o trabajo actual.

El estrés laboral es muy negativo pues puede afectar a la salud, al bienestar del empleado y la estabilidad de la empresa.

Entre los efectos del estrés laboral, el más relevante es el deterioro emocional del empleado que lo padece. El estrés puede ocasionar que la persona deje de encontrar el raciocinio y se encuentre sin mecanismos para controlar su tristeza, preocupación, furia, molestia o cualquier otra emoción que el estrés laboral esté desencadenando.

Ansiedad y depresión son comunes entre los efectos del estrés laboral. Muchas veces la persona considera que solo se trata de estrés sin darse cuenta que su condición ha empeorado tanto que ahora presenta crisis de ansiedad y se encuentra desmotivado, incomprendido y sin ánimos debido a la depresión.

Cuando el estrés laboral está presente, la persona pierde capacidad de concentración y, por lo tanto, le cuesta más atender sus tareas e incluso resolver asignaciones cotidianas. Leer, redactar y tomar decisiones son alguna de las tareas simples que más se le dificultan a una persona que padece de estrés laboral.

Entre los efectos del estrés laboral también se encuentran daños físicos. Alteraciones en los latidos del corazón, presión arterial elevada, dermatitis, alopecia, urticaria, eyaculación precoz, vaginismo, contracturas musculares, migrañas, diarreas y catarros son comunes. Esto sucede porque el estrés tiene la capacidad de bajar las defensas del organismo al punto que podemos enfermarnos si no controlamos nuestras emociones y tratamos de reducir la ansiedad.

Las relaciones interpersonalesempeoran con los compañeros de trabajo. Por lo general, la persona que sufre estrés laboral se aísla de su entorno, se encierra en su oficina, se ensimisma en sus problemas y hace a un lado la comunicación con sus empleados, superiores y homólogos.

Otro efecto del estrés laboral es la preocupación excesiva. El estresado es una persona negativa, con pensamientos negativos constantes que le hacen mantener un estado de alerta y preocupación que no puede controlar ni dominar. Por lo tanto, el mínimo acontecimiento que le tome desprevenido puede desatar una crisis de estrés laboral.

También destaca el bajo rendimiento de la persona. Si la persona tiene mucha carga de trabajo, está desmotivado, presiente que lo van a despedir o cualquier otra causa del estrés laboral, es probable que no finalice sus tareas como antes, que no las entregue a tiempo e inclusive que no las culmine.

A veces el estrés laboral es tan fuerte que suele deteriorar las relaciones familiares. Cuando una persona sufre de esta condición muchas veces lleva a casa los problemas del trabajo, perjudicando el tiempo en familia, dañando las relaciones y agobiando a sus familiares.

El estrés laboral puede arruinar la vida y la carrera profesional de una persona y desencadenar el desempleo de la misma. Por eso es necesario identificar a tiempo si se atraviesa por un estado de estrés laboral para combatirlo a tiempo.

Con información de
https://salud.uncomo.com/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *