Cursos de Kinesiotaping

El entrenamiento propioceptivo

El entrenamiento propioceptivo es útil para todas las personas y en general tiene como objetivos:

  • Mejorar los mecanismos reflejos
  • Ayudar a recuperar la postura
  • Mejorar la sensibilidad y la elasticidad
  • Facilitar el uso de de impulsos propioceptivos de las estructuras que rodean la articulación
  • Facilitar las respuestas dinámicas compensatorias por la musculatura que rodea la articulación
  • Restablecer los patrones motores normales y funcionales
  • Mejorar la estabilidad y coordinación
  • Mejorar la capacidad de orientarse en el espacio
  • Mejorar la capacidad de relajar los músculos y el sentido del ritmo

Técnicas de reeducación propioceptiva

Partiendo del hecho de que la reeducación propioceptiva tiene como finalidad incorporar una serie de nuevos esquemas de coordinación neuromuscular para proporcionar el factor de seguridad fisiológico, es decir, brindarle al organismo mayor seguridad a  la hora de realizar actividades que involucren el sistema neuromusculoesquelético. Estos métodos se basan en estimular las terminaciones nerviosas o propioceptores para activar el sistema perceptivo-sensitivo-motriz y poder obtener una respuesta refleja durante la contracción muscular.

Técnica de Bobath:

Un mecanismo reflejo postural normal es la base necesaria para el logro de toda actividad funcional. Esta técnica permite inhibir los esquemas de movimiento patológico e influye en el tono muscular, se activan las reacciones de enderezamiento y equilibrio por medio de estímulos repetitivos de puntos específicos (puntos claves) de tal manera que el paciente responda activamente con las reacciones deseadas. Gracias a estas técnicas el paciente adquiere una experiencia sensoriomotriz normal de los movimientos de forma automática. Generalmente es usada en pacientes con parálisis cerebral u otros problemas neurológicos de origen central como hemiplejías, síndromes cerebelosos y piramidales, traumatismos craneoencefálicos, entre otros.

Método Kabat o FNP:

Es la más representativa y usada como técnica de facilitación neuromuscular propioceptiva o FNP. Es un método de reeducación global que permite fortalecer o promover las acciones motoras  voluntarias del paciente, por medio de estímulos que facilitan de forma simultánea y sincronizada las respuestas del sistema neuromuscular. Se basa en la aplicación de esquemas de movimientos facilitadores de forma espiral y/o diagonal asociados a otras técnicas: resistencia máxima, reflejo de estiramiento, reflejo de flexión, irradiación, inducción sucesiva, estabilización rítmica, utilización de comando de voz (órdenes). Se utilizan diversas técnicas, tanto para estimular los movimientos como para inhibir las contracciones antagónicas. Se aplica en paciente con parálisis de origen central, fortalecimiento muscular, recuperación de la movilidad articular, para luchar contra la espasticidad.

Concepto de Johnstone:

Esta técnica emplea un abordaje sensoriomotor según el principio de Bobath cuya principal característica es el uso de férulas inflables, el cual está dirigida a pacientes que sufren las secuelas de ECV (Enfermedad Cerebro Vascular). Sus objetivos es retomar los esquemas de desarrollo del niño, combina ejercicios dinámicos con el empleo de férulas inflables que estimulan la sensibilidad superficial y profunda, mantener una posición correcta antiespástica, controlar las reacciones asociadas y permitir un apoyo temprano.

Método de Brunnström:

​Se trata de la reeducación neurológica que incluye los reflejos y estimulaciones neuromusculares con el fin de estimular las posibilidades sensitivomotrices de los pacientes hemipléjicos, con traumatismos craneoencefálicos, esclerosis o síndrome piramidal. En la etapa primaria se trabaja el control voluntario de las sinergias primitivas, luego trabaja con tipos de ejercicios de facilitación sensitivomotriz próximo a los métodos de Bobath, Kabat y Perfetti.

Método Perfetti:

Se basa en la neuromotricidad o psicomotricidad, en la reeducación de la sensibilidad como punto de partida para la reeducación motriz. No solo se concentra en el efecto motor puro sino que le asigna gran importancia a la programación del movimiento, la cual atraviesa por un proceso de captación de información que se denomina hipótesis perceptiva, que confronta en todo momento las sensaciones generadas por el movimiento. Se utiliza específicamente en pacientes hemipléjicos. Perfetti intenta mantener las articulaciones y la elasticidad muscular en óptimo estado. La técnica consiste en tres pasos o grados de ejercicios: los ejercicios de primer grado consisten en luchar contra la espasticidad y sus problemas asociados, impide la regulación de contracciones que aseguran el recorrido táctil del objeto que se quiere que el paciente reconozca;  los ejercicios de segundo grado permiten al  paciente la adaptación postural a las presiones y apoyos; y el ejercicio de tercer grado tiene como objetivo recuperar la pérdida de selectividad.

Método de Phelps:

Reúne la relajación, el condicionamiento y la utilización de sinergias (Movimiento confusional) con la finalidad de controlar los esquemas motores, prevenir y corregir las deformaciones, basados en hacer progresar al niño  a través de cada etapa del desarrollo motor.

Método Votja:

Método de desarrollo neuromotor que se basa en el principio locomotor. Al tener dominio de la locomoción, se tiene dominio de la reptación refleja y el rolado, involucrando componentes como la reactividad postural que ayuda a controlar de forma automática el cuerpo en tiempo y espacio, los mecanismos de enderezamiento, los movimientos fásicos correspondientes. Se suscita la reptación refleja utilizando estímulos propioceptivos adecuados aplicando en el momento y lugar oportuno para provocar locomoción coordinada en decúbito prono.

Método según Doman y Delecato:

Aplica el método de pautación que requiere la intervención de 3 a 5 personas para lograr que el paciente realice los esquemas de reptación, realizando de 40 a 50 movimientos por minutos de forma rítmica. Se usa estimulaciones cutáneas, visuales, auditivas, educación de las gnosias y de la lectura.

Método Bugnet-van de Voort:

Usa las contracciones isométricas (voluntarias o reflejas) aplicando resistencias manuales, actitudes  o apoyo contra una superficie dura, donde el paciente debe luchar contra dichas fuerzas en posiciones determinadas que debe mantener.

Con información de
https://www.fisioterapia-online.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *