Cursos de Kinesiotaping

El hiperinsulinismo, causas y tratamiento

El hiperinsulinismo o hiperinsulinemia es una condición de la salud en la que se dan unos niveles de insulina demasiado elevados. La insulina es una hormona producida por las células Beta del páncreas y es la encargada, entre otras cosas, de regular la glucosa en sangre permitiendo el paso de esta a las células de distintos tejidos.

Por esto, la producción de esta hormona está directamente vinculada con la cantidad de azúcar o glucosa en sangre. Aunque existen varias causas que provocan esta afección, la más común es la resistencia a la insulina.

Es importante que para cuidar de nuestra salud podamos identificar los síntomas algunas enfermedades y saber cuándo debemos acudir al médico.

Causas

Las funciones de la insulina en nuestro organismo son diversas y todas ellas importantes para su correcto funcionamiento, pero cuando hay algún problema que provoca que los niveles de esta hormona se eleven empiezan a surgir otros problemas de salud a raíz de esta desregulación de la insulina. Por este motivo, es muy importante que prestemos atención a nuestra salud y acudamos a revisiones médicas periódicas.

Los motivos de esta condición en el nivel de insulina pueden ser varias, pero las principales causas del hiperinsulinismo son las siguientes:

  • Resistencia a la insulina: la insulina permite el paso de la glucosa a algunas células de distintos tejidos como el adiposo o el muscular pero, a veces, estas células crean una resistencia a la insulina por lo que dejan de responder ante ella. Como el organismo detecta que la glucosa o azúcar no está siendo absorbido por estas células, envía más insulina para lograrlo y resultando en niveles demasiado elevados de esta hormona.
  • Problemas en el páncreas: cuando el páncreas no funciona correctamente normalmente es debido a algún problema en los islotes de Langerhans que son los encargados de la producción de insulina. Puede deberse a un tumor en esta área, pero también es posible que haya un tumor en el sistema nervioso central y que este no pueda enviar señales correctas al páncreas.
  • Conjunto de enfermedades: es posible que la insulina alta se deba a que hay una serie de enfermedades o condiciones en el cuerpo que provocan esta afección de forma secundaria. Por ejemplo, el sobrepeso, la obesidad y una alimentación inadecuada con exceso de azúcares pueden derivar en una hiperinsulinemia. La anemia y la bulimia debido a la malnutrición que comportan también son factores causantes de esta afección.
  • Hiperinsulinismo congénito: existe un tipo de insulina alta que se da de nacimiento, en este caso la enfermedad suele ser hereditaria y se puede presentar en bebés recién nacidos como en niños. cuando se trata de recién nacidos puede confundirse fácilmente con hipoglucemia o incluso con epilepsia, debido a que los síntomas del hiperinsulinismo y de estas otras enfermedades son muy parecidos sobre todo en los casos graves.

Síntomas

Es posible que la insulina alta pase desapercibida al principio, pero debemos estar muy atentos a los diversos signos y síntomas para poder acudir al médico cuanto antes y actuar para detener el problema. Estos son algunos de los síntomas principales del hiperinsulinismo:

  • Debilidad y fatiga
  • Dolor de cabeza
  • Sudoración
  • Hipertensión y taquicardias
  • Hipotensión y temperatura baja (dependiendo de la causa y de cada caso puede darse hipertensión o bien hipotensión)
  • Incremento del peso habitual y dificultad para perder peso, sobrepeso u obesidad
  • Más hambre de lo normal, sobre todo de comer carbohidratos
  • Temblores, calambres y en casos muy graves convulsiones
  • Ansiedad, depresión y desorientación
  • Palidez de la piel
  • Aumento del colesterol malo, de los triglicéridos y del azúcar en sangre

Rara vez se presentan muchos de estos síntomas a la vez, quizá solo en casos graves que llevan tiempo sin ser tratados, lo más normal es que estos síntomas se presenten poco a poco.

Tratamiento

Para terminar de explicar todo sobre síntomas y tratamiento del hiperinsulinismo, solo queda comentar los posibles tratamientos. Existe más de un tratamiento para el hiperinsulinismo, dependiendo de cuál es el origen de la condición se deberá seguir un tratamiento u otro.

En caso de deberse a un problema en el páncreas, sobre todo en el caso de tumores, el tratamiento es quirúrgico. A través de una cirugía que retire la parte del páncreas que está afectada se puede solucionar o mejorar la condición de hiperinsulinemia.

En otros casos la cirugía no es necesaria y por lo tanto el tratamiento indicado se basa en hacer suficiente ejercicio y llevar una dieta para el hiperinsulinismoadecuada. Es aconsejable que se siga la dieta indicada por el médico que ha llevado todo el proceso de diagnóstico y se haga seguimiento de esta pauta de alimentación para ir adaptándola. Por lo general, la dieta deberá basarse en alimentos bajos en carbohidratos y azúcares y tendrá que ser alta en proteínas y en carbohidratos complejos. Además, debemos incluir mucha fibra y verdura y disminuir alimentos como la patata.

Con información de
https://salud.uncomo.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *