Cursos de Kinesiotaping

Eustrés, el estrés positivo

No todo el estrés, esa mezcla de sensaciones de ansiedad y agobio, es perjudicial. Hay veces en que debes hacer alguna actividad que se te presenta complicada y el resultado es muy satisfactorio, e incluso mejor del que pensabas que iba a ser. Esa sensación de haber realizado correctamente una tarea, trabajo o ejercicio es lo que denominamos eustrés, el estrés positivo.T

Aunque la palabra contiene su antítesis, el estrés “bueno”, es una sensación positiva. En el estrés negativo, cuando pasamos por una actividad estresante nuestros sentimientos se representan con ansiedad, angustia o miedo. En cambio, las sensaciones después del eustrés son de alegría y satisfacción.

Para llegar al eustrés una buena manera es tener un propósito en la vida, algo que nos permita enfrentarnos a nuestras tareas con alegría. Los amigos y la familia también son muy importantes, ya que nos ayudan a ganar equilibrio y compartir malas y buenas experiencias. Otro punto a tener en cuenta es marcarse desafíos para ir superando retos, tanto a nivel físico como intelectual.

De todas maneras, lo más importante de todo es saber manejar el estrés, no dejar que gobierne nuestras acciones ni que invada otros ámbitos de nuestra vida. Si sabemos sacarle todo el provecho nos puede ayudar a ganar ímpetu tanto en el trabajo como en nuestra vida personal y conseguir el bienestar que tanto ansiamos.

Con información de
https://salud.uncomo.com/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *