Cursos de Kinesiotaping

Fractura de tobillo

En adultos, los extremos distales de la tibia peroné se fracturan con más frecuencia que cualquier otro hueso, con la excepción del extremo distal del radio.

Esta fractura es la que conocemos comúnmente como fractura de tobillo. La fractura de tobillo se puede producir por dos causas principales:la primera es un golpe directo o aplastamiento del tobillo y  la segunda de las causas, es un esguince de tobillo llevado al extremo en el que se produce una fractura final del maleolo o saliente óseo del tobillo.

CLASIFICACIÓN

Las dos clasificaciones más empleadas son la de Lauge-Hansen y la de Danis-Weber y la segunda en la correspondencia entre la altura del trazo de la fractura del peroné y los ligamentos de la sindesmosis.

Clasificación de Lauge-Hansen

Está basada en el mecanismo lesional, cuál era la posición del pie en el momento de la lesión. Según la posición del pie se van a determinar las estructuras que se dañan, las estructuras dañadas, la rotura de los huesos se acompaña siempre de rotura de ligamentos.

Clasificación de Danis-Weber

La clasificación de Danis- Weber hace una relación entre la altura de la fractura del peroné y los ligamentos de la sindesmosis, membrana que une la tibia y el peroné.

CLÍNICA

  • Dolor: Las fracturas de tobillo son especialmente dolorosas.
  • Edema: La aparición de edema aumenta el riesgo del tratamiento quirúrgico, ya que puede dañar las estructuras que se encuentran en el tobillo; especialmente los vasos sanguíneos y los nervios. Es de vital importancia tener en cuenta el estado neurovascular.

RADIOLOGÍA

La exploración radiológica debe incluir diferentes proyecciones para evitar que la fractura pase desapercivida.

El aspecto del la fractura en el peroné en radiografía simple permite conocer el mecanismo de la lesión. Mediante el TAC, se puede valorar la extensión del fragmento tibial posterior y la conveniencia de reducirlo y fijarlo

TRATAMIENTO

El tratamiento de las fracturas de maleolo es principalmente quirúrgico, por causa del  desplazamiento del astrágalo. Una vez que la reducción quirúrgica se ha llevado a cabo debe comenzar el tratamiento de fisioterapia con la finalidad de restablecer la función, disminuir el edema, y reentrenar la marcha, va a ser especialmente importante el tratamiento del sistema propioceptivo ya que se va a ver especialmente alterado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *