Cursos de Kinesiotaping

Funcionamiento de los antihistamínicos

Los antihistamínicos se convierten en uno de los grupos de medicamentos más vendidos en primavera,por ser una de las mejores alternativas para combatir el malestar producido por el alérgeno, ayudándonos a llevar a cabo nuestras tareas diarias con las menores molestias posibles.

Las alergias producen molestos síntomas que resulta difícil ignorar, como la irritación de los ojos, la mucosidad líquida que congestiona la nariz y la comezón en la zona. Estas señales son propias de la rinitis alérgica, y son las principales molestias que combaten los antihistamínicos, con la facilidad de mejorar la calidad de vida del paciente y hacer que esta condición impacte lo menos posible en su vida diaria.2

Cuando nuestro cuerpo entra en contacto con un elemento alérgeno (polenarizónicasgramíneas, polvo, etc) liberamos histamina, un químico que es parte de la respuesta de nuestro sistema inmunológico para defenderse de «los invasores» e indicarnos que algo no anda bien. El proceso de liberación de histamina es el responsable de que se desencadenen los síntomas típicos de la alergia.

Los medicamentos antihistamínicos han sido creados para bloquear la respuesta de la histamina ante un organismo que produzca alergia, reduciendo así los síntomas de esta condición y permitiendo al paciente aliviar su malestar.

Existen distintos tipos de antihistamínicos, algunos ayudan a aliviar los síntomas de la rinitis alérgica únicamente, mientras que otros actúan también sobre reacciones alérgicas tópicas producidas por algún alimento o picadura. Además existen medicamentos disponibles sin la necesidad de una receta médica, mientras que otros deben adquirirse con receta.

Uno de los principales efectos secundarios de la mayoría de los antihistamínicos sin receta, y de algunos con receta también, es lasensación de sueño. Por ello lo recomendable es tomar el tratamiento antes de ir a dormir, al menos durante los primeros días hasta que el cuerpo se acostumbre a la dosis. Resulta fundamental leer siempre las instrucciones del medicamento, y consultar a tu médico o farmaceuta cualquier duda al respecto.

Además de la medicación, evitar las alergias en primavera u otra época del año es posible, pero requiere de control por parte del paciente para mantenerse alejado de los alérgenos que causan el malestar. Si estás siguiendo un tratamiento con antihistamínicos recuerda la importancia de ser constante y seguir las instrucciones de tu médico o farmaceuta, ésta es la mejor forma de combatir los síntomas de la alergia y aliviar el malestar.

Con información de https://salud.uncomo.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *