Cursos de Kinesiotaping

Hormonas de la mujer

La mujer puede sufrir desarreglos o cambios hormonales que influyen tanto en su salud física como emocional. Por lo general, los desequilibrios hormonales en mujeres se producen con la edad, siendo los más conocidos los que acompañan a la menopausia. Sin embargo, también es posible que se den por una dieta inadecuada o por predisposición genética.

Los síntomas de problemas hormonales más frecuentes son: cambios de humor, aumentar o perder rápidamente peso, alteraciones en la piel, dolor de ovarios, y otros que te explicaremos más adelante. Si bien estas alteraciones son normales en muchos casos, en otros es necesario intervenir para controlarlos.

Cuáles son las hormonas femeninas

Primero de todo, debemos saber que las hormonas tienen una función reguladora en el cuerpo de la mujer, interviniendo tanto en el desarrollo físico como mental, además de interferir en aspectos como, por ejemplo, nuestro peso. La mujer tiene 7 tipos de hormonas principalmente:

Estrógenos

Son las hormonas femeninas responsables del desarrollo de los caracteres sexuales: crecimiento de los pechos, aparición de la menstruación, además de regular la actividad del aparto reproductor. Algunos de los problemas hormonales en mujeres relacionados con la subida o baja de estrógenos puede derivas en ansiedad, nervios, malestar muscular y sofocos, entre otros. En este artículo te explicamos con detalle para qué sirven los estrógenos.

Progesterona

La función de la progesterona es de vital importancia durante la ovulación y el embarazo. En el primer caso, esta hormona femenina es la encargada de preparar el útero para la implantación del óvulo y asegurar el progreso del embarazo. Asimismo, durante la lactancia materna facilita el aumento de los senos para ayudar a la segregación de leche.

Testosterona

Los problemas hormonales en mujeres vinculados con la testosterona están relacionados con alteraciones sexuales, como el deseo sexual femenino. Mientras que en los hombres la producción de testosterona tiene lugar en los testículos, el en sexo femenino su segregación se encuentra en los ovarios. No obstante, su presencia es mucho más elevada en hombres que en mujeres.

DHEA

Las alteraciones hormonales en este caso pueden provocar fatiga, dolores musculares y falta de deseo sexual, entre otros.

Oxitocina

Es quizás una de las hormonas femeninas más conocidas. Está relacionada con el placer durante las relaciones sexuales, la libido,etc. Los problemas hormonales causados por la oxcitocina pueden suponer falta de deseo sexual o incluso la imposibilidad de alcanzar el orgasmo.

Cortisol

Es una hormona esteroide que se libera por dos glándula pequeñas situadas encima de cada riñón. Gracias a ella se regula la presión arterial, el sistema inmunológico, los niveles de estrés así como a mantener los niveles de azúcar en sangre.

Tiroideas

Son las segregadas por la glándula tiroides, cuya función es vital para regular el metabolismo. Una de las principales funciones es la de ayudar a quemar las calorías de los alimentos. Como consecuencia, las mujeres con desequilibrios hormonales de este tipo podrían aumentar repentinamente de peso, o perder peso sin causa aparente.

Con información de https://salud.uncomo.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *