Cursos de Kinesiotaping

Importancia de la resistencia muscular en la postura

La fuerza es importante para controlar grandes sobrecargas o para responder a cargas impredecibles, pero sólo es necesario el 10% de la contracción máxima para brindar estabilidad en las situaciones habituales; puede requerirse un poco más si un segmento está dañado por una enfermedad de los discos o por laxitud ligamentosa, ya que los músculos deben compensar el déficit del soporte pasivo.

En todos los músculos de la espalda se encuentran mayor cantidad de fibras tónicas (tipo I o rojas) que fásicas (tipo II, blancas), lo que refleja su gran función en la postura y la estabilidad.

En tal sentido, se ha demostrado que la inactividad cambia la composición de las fibras musculares, lo que puede ser una razón de la disminución de la función en pacientes con dolor lumbar. En un estudio que evaluó 17 factores biomecánicos en la aparición del dolor lumbar de 600 sujetos (entre los 20 y 65 años de edad), la baja resistencia en los músculos extensores de la espalda tuvo la mayor asociación con el dolor lumbar.

La resistencia de los músculos es importante para mantener el control de la postura. Las posturas sostenidas requieren pequeñas y continuas adaptaciones en los músculos estabilizadores para sostener el tronco frente a las fuerzas cambiantes; a medida que el músculo se fatiga, los mecanismos de resistencia cambian y la carga se desplaza hacia los tejidos blandos que soportan la columna en valores extremos de amplitud, causando lo que se conoce como estrés mecánico y haciéndonos más propensos a lesiones, debido a las actividades repetitivas o períodos de trabajo largos frecuentes.

Con un soporte muscular escaso y una carga constante sobre los tejidos de sostén inertes, se producen deformaciones y distención, lo que se conoce como estrés mecánico, que afecta no sólo a la columna vertebral, sino también a los otros segmentos del cuerpo.

En cuanto a la estabilidad de la columna, se ha demostrado que la activación y la función del músculo transverso abdominal cambia en pacientes con dolor lumbar, lo que posiblemente indica una acción estabilizadora menos eficaz, ya que los estudios también han documentado que el entrenamiento de este músculo para el control postural y la estabilidad mejora la evolución a largo plazo; así como también las evidencias respaldan la idea de que el entrenamiento con ejercicios específicos aumenta la funcionalidad del multífido y de los erectores de la columna en general.

Con información de
https://www.fisioterapia-online.com/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *