Cursos de Kinesiotaping

Intervención de la fisioterapia en niños de nacimientos prematuros

La intervención de la fisioterapia en los niños que nacen a una edad gestacional prematura, debe realizarse en la medida de lo posible, desde el momento en el que el bebé se encuentra en la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales, esto con la finalidad de disminuir las posibilidades de que el niño presente como consecuencia, problemas respiratorios y motrices.

De manera concreta, la intervención fisioterapéutica estará destinada a la prevención de la osteopenia prematura, tratamiento del síndrome de distrés respiratorio y estimulación del desarrollo motor.

Vignochi et al. Demostraron la eficacia del tratamiento de fisioterapia en el sistema óseo, muscular y en la ganancia de peso en aquellos niños prematuros que fueron tratados en las Uniades de Cuidado Intensivo Neonatales.

Asimismo, la fisioterapia ha demostrado ampliamente grandes, importantes y eficaces beneficios en el tratamiento en el síndrome de distrés respiratorio y en la prevención de la displasia broncopulmonar (1). La intervención fisioterapéutica a nivel de Cuidados Intensivos en Neonatos, ha mostrado grandes diferencias entre aquellos niños que la recibieron y aquellos que no.

De igual forma, la intervención de la fisioterapia, debe persistir de manera prolongada tras el alta de la hospitalización, ya que permite optimizar el desarrollo motor de los niños que a su vez le permite obtener una mayor independencia y calidad de vida. Esto, resaltando siempre la importancia de la intervención activa de los padres dentro del proceso del tratamiento fisioterapéutico, ya que son ellos, quienes son capaces de mantener los resultados a lo largo del tiempo (tiempo fuera de la terapia).

Más de 1 millón de niños mueren anualmente como consecuencia de un parto prematuro. Lo lamentable es que la mayoría puede sobrevivir con sólo aplicar un tratamiento efectivo de bajo costo (OMS, 2103)(2). El método canguro es uno de los métodos de tratamiento a los cuales se refirió la OMS, ya que consiste en fomentar el contacto directo o piel con piel entre la madre y el niño, lo que le permite mantenerse caliente, disminuir su nivel de ansiedad, fortalecer el vínculo con sus progenitores, facilitar el amamantamiento, entre otros (2).

Entre los 3 grupos de tipos de niños prematuros que fueron mencionados anteriormente, debemos considera al último de estos, el más propenso y que requiere de mucho mayor cuidado, por lo tanto, el que más necesitaría de la implementación de un método de tratamiento como el método de la madre canguro. En el mencionado método, también interviene la fisioterapia, ya que a pesar de ser implementado por la madre, el mismo debe ser guiado por un fisioterapeuta certificado.

6 consejos para que tu hijo crezca sano…. y feliz

La prematuridad significa para los bebes una importante situación de estrés, por lo que en este vídeo te mencionaremos una serie de consejos que te ayudarán a que su desarrollo fuera de la barriguita sea mucho más feliz y tranquilo para contrarrestar esta situación de estrés.

Parte de los consejos que te brindaremos están relacionados al día a día de tu bebé, como al momento de comer, que actividades para realizar en su día, actividad física, el contacto y la conexión que se establece con tu bebé.

Debes recordar que tu bebé ha llegado a un mundo totalmente nuevo y diferente a lo que estaba acostumbrado dentro de tu pancita, de ti depende que esta nueva etapa de su vida sea lo más placentera posible.

Al ser la fisioterapia, una de las disciplinas que logra disminuir la morbilidad de los niños nacidos a edad prematura, teniendo en cuenta además el aumento en la supervivencia y conociendo también la prevalencia de las alteraciones motoras y respiratorias que se presentan en estos casos, la intervención fisioterapéutica destaca como una de las grandes protagonistas que contribuyen al adecuado desarrollo motor y mejora de la calidad de estos niños.

Existen artículos en los que se defiende la labor de los fisioterapeutas y enfermeros neonatales, ya que estos juegan un rol fundamental para asegurar la adecuada colocación del niño que se encuentra en alto riesgo, ya que los bebés prematuros se encuentran propensos al riesgo de presentar deterioro del desarrollo relacionado con el control postural.

Además, se ha demostrado que ciertas técnicas de masaje, han resultado ser bastante favorables para los bebés nacidos en edades prematuras, ya que contribuye al fortalecimiento del sistema inmunológico, alivio del estrés (producido a causa de tantos movimientos y procedimientos realizados a los bebés mientras permanecen en los Cuidados Intensivos Neonatales).

Asimismo, se resalta la que la ausencia de estimulación quinestésica es considerado un importante colaborador de mineralización ósea disminuida en los neonatos prematuros (2). Varios investigadores han reportado sobre el impacto del masaje infantil y movimiento kinestésico por separado y juntos como modalidad, indicando una respuesta favorable a la disminución del estrés e impacto positivo del movimiento kinestésico en la mineralización ósea particularmente en los lactantes nacidos de manera prematura.

Sin embargo, más allá de la intervención de la fisioterapia en el tratamiento de niños con prematuridad, es importante destacar que es fundamental que exista una intervención multidisciplinaria, con la finalidad de abordar todos aquellos aspectos que se ven afectados a largo plazo en un niño nacido en edad prematura (motor, psicológico, cognitivo y social).

De igual forma, es importante crear campañas que generen consciencia y conocimiento acerca de la importancia de la intervención temprana en bebes que han nacido a una edad gestacional prematura, ya que en muchas ocasiones, esta disciplina no es tomada en cuenta el tratamiento de estos niños, debido a la falta de información que existe al respecto, trayendo como consecuencias futuros niños con problemas de desarrollo motor e incluso con problemas para socializar, problemas cognitivos y conductuales.

Por otra parte, se considera necesario generar más estudios que permitan obtener más conocimientos acerca de los beneficios que ofrece la intervención fisioterapéutica en niños nacidos en edades prematuras con la finalidad de disminuir las cifras de niños y adultos con discapacidades motrices.

Siguiendo este orden de ideas, cabe la necesidad de educar a los padres de niños prematuros o con necesidades motrices, en cuanto a la manera en la que ellos pueden intervenir, contribuir y aportar de manera positiva en el tratamiento de sus hijos, ya que si bien es cierto que el trabajo de la fisioterapia es de suma importancia, también es cierto que para que los esfuerzos realizados en cada terapia, sean potenciados y reforzados por los padres desde casa y en la cotidianidad de sus hijos. Esto, con la finalidad permitirle a estos niños ser futuros adultos independientes, que sean capaces de integrarse sin mayor problema a la sociedad y sobre todo, que sean personas con una adecuada calidad de vida.

Con información de
https://www.fisioterapia-online.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *