Cursos de Kinesiotaping

La ascitis, una condición con diversas causas

La ascitis se define como la acumulación de líquido amarillo claro en el interior de la cavidad abdominal. Se trata de una condición que puede tener diversas causas, pero que generalmente está asociada a enfermedades del hígado, pues en 3 de cada 4 casos es debida al padecimiento de cirrosis hepática, aunque también puede aparecer por enfermedades renales, cardíacas, tumores, del páncreas, etc.

Es muy importante ponerse en tratamiento médico para evitar complicaciones severas y aliviar todos los síntomas que puede provocar, como dolores abdominales, cansancio, aumento de peso, ictericia, hinchazón, etc.

Causas

Las ascitis en la gran mayoría de casos es una enfermedad causada por el padecimiento de cirrosis hepática, la cual hace referencia al deterioro lento y progresivo del hígado debido a una lesión crónica. En este caso, la ascitis aparece cuando la sangre que fluye a través del hígado se queda bloqueada y, en consecuencia, se produce un aumento de la presión de la vena porta y sus ramas (hipertensión portal), las cuales se encargan de trasladar la sangre del tubo digestivo hacia el hígado. Cuando esto ocurre, los riñones no pueden funcionar correctamente y no consiguen que el cuerpo elimine la cantidad suficiente de sodio a través de la orina, lo que acaba provocando que los líquidos se acumulen en la región abdominal, causando así la ascitis.

Además de la cirrosis hepática, hay otras condiciones y enfermedades que pueden causar ascitis, como las que detallamos a continuación:

  • Coágulos de sangre en la vena porta.
  • Algunos tipos de cáncer, como el de colon, de ovario, de páncreas, de apéndice o de hígado.
  • Insuficiencia cardíaca congestiva: afección en la que el corazón no puede bombear la sangre de manera adecuada al resto de partes del cuerpo, lo cual provoca que la sangre se acabe acumulando en otras zonas.
  • Padecimiento de pancreatitis.
  • Síndrome nefrótico: causado por varios trastornos que ocasionan daños en los riñones e incluye síntomas como proteína en la orina, bajos niveles de proteína en sangre, colesterol y triglicéridos elevados e inflamación.
  • Insuficiencia renal.
  • Pericarditis: enfermedad en la cual se inflama la cubierta que hay alrededor del corazón, la cual es similar a un saco.

Síntomas

Los síntomas de la ascitis dependerán en cada caso de la cantidad de líquido acumulado dentro del abdomen. De hecho, cuando la cantidad de líquido es mínima es posible que el paciente no manifieste ningún tipo de síntoma. A medida que dicha acumulación va aumentando, los síntomas que se pueden presentar son los siguientes:

  • Dolores abdominales.
  • Distensión abdominal.
  • Dolores de espalda.
  • Cansancio.
  • Sensación de saciedad.
  • Aumento de peso sin razón aparente.
  • Dificultades para respirar con normalidad.
  • Ictericia: la piel y la parte blanca de los ojos adquieren una tonalidad amarillenta.
  • Retención de líquido en las piernas.
  • Disminución de la cantidad de orina expulsada.

Además de estos, si la ascitis es consecuencia de cirrosis, también se pueden presentar síntomas propios de esta enfermedad, como náuseas, desaliento, vasos sanguíneos rojos en la piel, enrojecimiento de las palmas de las manos, confusión, heces de color pálido, formación de hematomas y sangrado anormal, entre otros.

Diagnóstico

Para diagnosticar la ascititis, el médico primero evaluará el estado físico del paciente y los síntomas de este, analizando qué magnitud alcanza la inflamación abdominal. Es posible que se solicite la realización de alguna prueba médica, como puede ser una ecografía abdominal, un análisis de sangre, un análisis de orina, un TAC, exámenes específicos que evalúen el estado tanto del hígado como de los riñones, entre otros.

En algunas ocasiones, es posible que el médico extraiga un poco de líquido del abdomen mediante la inserción de una aguja fina y delgada para, posteriormente, analizarlo e identificar la causa exacta de la ascitis.

Con información de
https://salud.uncomo.com/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *