Cursos de Kinesiotaping

Las manos también se deben masajear

Estamos acostumbrados a dar y o a recibir masajes en la espalda. Pero nuestro cuerpo es más amplio que una simple espalda y por lo tanto podemos notar tensiones o dolores en otras zonas. Como por ejemplo en las manos. En este artículo te contamos cómo dar un masaje en la mano. Sigue leyendo y toma nota de los pasos que tienes que seguir.Necesitarás:

  •  Aceite
  •  Crema o loción.

Para hacer un masaje en las manos de alguien, exite una manera de coger la mano de nuestro paciente y así poder trabajar con nuestras manos cómodamente. Primero ambas personas tienen que estar sentadas cómodamente en una silla.

Para tomar la mano izquierda de la persona que va a recibir el masaje en su mano, tienes que tomarle la mano. Para ello tienes que tomarla usando el espacio entre el dedo meñique y el dedo anular de tu mano izquierda y colocándole tu mano entre el dedo meñique y anular de la mano izquierda de tu paciente. Con tu mano derecha tienes que utilizar el espacio entre el dedo meñique y el dedo anular, y colocarla entre el dedo índice y el dedo pulgar del paciente. Quedando así su mano con la palma de la mano hacia arriba.

En cambio para tomar la mano derecha del paciente, el fisioterapeuta o la persona que de el masaje, tienes que utilizar el espacio entre el dedo meñique y el dedo anular de tu mano izquierda y colocárla entre el dedo meñique y anular de la persona que recibe el masaje. Y colocar el espacio entre el dedo meñique y el deo anular de tu mano derecha entre el índice y el pulgar de la mano derecha de la otra persona.

Una vez tengas la posición que te hemos contado en los pasos anteriores, tienes que poner crema en la palma de la mano a la que vas a dar el masaje a tu paciente. Para aplicarle la crema, tienes que darle unas friegas suaves cada vez con más presión. La zona que tienes que abarcar va des de su muñeca hasta la punta de sus dedos.

El siguiente paso consiste en presionar y hacer pequeños circulos con tus pulgares en toda la palma de la mano de la persona que recibe el masaje.

A continuación tienes que aguantar la mano del paciente con una de tus manos y con la otra tienes que hacer un amasamiento en cada uno de los dedos de la mano del paciente.

El siguiente paso consiste también en sostener la mano del paciente con una de nuestras manos y con la otra mano tenemos que hacer una presión constante des de la muñeca hasta la punta de cada uno de los dedos del paciente. La presión tienes con una pinza de los dedos pulgar, índice y medio. Que consiste en hacerla con el dedo pulgar en la palma de la mano del paciente y los dedos índice y medio en el dorso de su mano. Al finalizar cada una de las presiones, tenemos que estirar cada uno de los dedos y manteniendo la tracción durante unos 4 segundos.

Para finalizar el masaje tenemos que hacer unas fricciones en toda la superfície de la mano, cada vez más suaves.

Con información de https://belleza.uncomo.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *