Cursos de Kinesiotaping

Los nombres de los músculos

Todo el mundo conoce los nombres de los músculos: el bíceps, el tríceps, el cuádriceps… pero probablemente no todos sepan a qué se deben sus nombres. Otros músculos como el esternocleidomastoideo tienen nombres dignos de trabalenguas, pero no os preocupéis, también tienen su explicación.

Bíceps, Tríceps, Cuádriceps… ¿Por qué se llaman así?

El nombre se debe a la cantidad de cabezas que forman el músculo. Es decir, el bíceps está formado por dos cabezas, el tríceps por tres y el cuádriceps por cuatro. En resumen, son diferentes partes dentro del músculo que comparten un tendón. Por compararlo con algo, son como pequeños racimos de uva.

Después, para concretar donde se encuentra ese músculo, se menciona un “apellido”. De esta forma, el bíceps braquial nos estará indicando que se encuentra en el brazo y el bíceps femoral en la pierna.

¿Y los músculos con nombres de formas geométricas?

Los músculos cuyos nombres son formas geométricas, se nombran así porque su forma se asemeja a esa figura. De esta manera, el músculo trapecio tiene forma de trapecio, el romboides recuerda a un rombo y el músculo deltoides tiene forma de delta.

¿Y los músculos con nombres raros?

El músculo esternocleidomastoideo debe su nombre a los huesos en los que se inserta. Este músculo se encuentra en el cuello y va desde la base del cuello (esternón y clavícula) hasta detrás de la oreja (mastoides). La unión de estos tres huesos nos da el nombre del músculo: esterno+cleido+mastoideo.

Otros músculos como el tibial anterior, simplemente describen el lugar en el que están: en la parte anterior de la tibia.

Una vez sabido el motivo de los nombres, me gustaría explicar qué es esa cabeza exactamente, por qué comparten tendón, y varios conocimientos básicos de anatomía para los curiosos. Para empezar, debemos saber qué es un músculo y qué es un tendón:

Un músculo es un tejido blando capaz de contraerse para generar movimiento. Para que pueda producirse este movimiento el músculo debe unirse a los huesos a través del tendón. Una manera sencilla de entenderlo es imaginar que somos títeres. Los miembros de madera de pinocho serían nuestros huesos, los hilos serían nuestros tendones y los músculos las manos de Geppetto, que se encargan de tirar de cada hilo, en función del movimiento que queramos hacer.

Pero no solo tenemos músculos alrededor de los huesos. Tenemos varios tipos de músculos: el cardíaco, el liso y el estriado:

  • El cardíaco tan solo lo encontraremos en el corazón y su contracción es involuntaria (es decir, no podemos decir al músculo que pare de latir).
  • El músculo liso, también involuntario, lo encontramos en las vísceras. Un sitio donde podemos encontrarlo es en el intestino y permite el peristaltismo (moviliza los alimentos a través del aparato digestivo).
  • El músculo estriado o esquelético está unido al esqueleto. Es de contracción voluntaria, aunque puede contraerse involuntariamente en ciertas ocasiones. Tenemos alrededor de 640 músculos en el cuerpo y gracias a ellos podemos reírnos, escribir, andar o hacer cualquier movimiento que se nos ocurra.

Los tendones son bandas resistentes de tejido conectivo que se encuentra en las articulaciones. Conectan los músculos a los huesos, cada músculo tiene tendones en cada extremo. Los tendones están diseñados para para estirarse sólo una pequeña cantidad, su trabajo consiste en transmitir la fuerza entre los huesos y los músculos. Por ejemplo, cuando el músculo bíceps se contrae sus tendones tiran de los huesos del codo de modo que la articulación se puede doblar.

Con información de
https://www.fisioterapia-online.com/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *