Cursos de Kinesiotaping

Masaje reflejo indicaciones y contraindicaciones

Es un tratamiento que combina el estiramiento con la estimulación de determinadas áreas que suelen presentar patología local. Se trata de estirar las diversas capas del tejido conectivo periférico y modificar el medio interno en la zona de excitación por medio de los sistemas cerebroespinal y vegetativo, es decir, es una acción a distancia por vía nerviosa que va desde los tejidos periféricos hasta los órganos internos.

La base de esta técnica es la noción de arco reflejo, de inervación segmentaria y de dermatomas. Es por ello, que si se estimula una determinada zona dérmica, se ve reflejado o actúa sobre los órganos internos asociados a ese dermatoma. Para conocer los puntos reflejos se debe tener un profundo conocimiento de su ubicación en inervación de dermatomas, miotomas y neurotoma.

Principios basados en el método Dicke

Estos principios son de gran ayuda a la hora de recomendar o aplicar este tipo de masajes, son como una regla que hay que seguir para no ocasionar lesiones o empeorar el estado de salud del paciente:

  • No debe estimularse la zona afectada, se debe comenzar por los segmentos sanos para insensibilizar la zona afectada y evitar reacciones bruscas.
  • Se debe tener buena percepción táctil para identificar la zona afecta, la cual se palpa tensa, muestra resistencia al movimiento y es muy dolorosa para el paciente.
  • La estimulación debe ser de poca intensidad, de larga duración y repetida.
  • Primero se estira la piel y luego el tejido subcutáneo, ya que cuando el dolor es agudo o reciente el dolor siempre se refleja primero en la periferia del cuerpo.
  • No exceder el estímulo, si el paciente le indica que tiene mucho dolor, el fisioterapeuta debe disminuir la intensidad progresivamente.
  • Siempre se comienza el tratamiento desde la región lumbo-sacra.
  • No se deben sobrepasar 20 sesiones consecutivas, si a la 6ta sesión no hay mejoría se debe interrumpir ésta técnica.

¿Cómo se aplica el masaje reflejo?

  • Localizar el área afectada
  • Se debe realizar trazos imaginarios del recorrido del dermatoma, miotoma o neurotoma
  • La manipulación del tejido es con un ligero estiramiento que se hace con los dedos medio y anular, llevándolo hasta el otro extremo lentamente hasta sentir que el tejido cede
  • La presión, la fricción y velocidad se debe realizar de forma lenta y constante
  • Se comienza en el sacro y se regresa cuantas veces sea necesario

Efectos fisiológicos

Se recomienda para que el cuerpo retome la armonía perdida gracias a estímulos externos específicos, que mejoran el órgano o tejido afectado. Adicional a esto:

  • Disminuye la tensión general
  • Disminuye la tensión local tisular
  • Alivia el dolor
  • Hiperemia
  • Nutrición celular
  • Recuperación funcional del área afectada

Indicaciones

Cuando un tejido, órgano o sistema no funcionan adecuadamente, el fisioterapeuta estimula el punto reflejo correspondiente a éste lugar afectado que está situado a distancia del mismo (pies, manos, rostro, etc), por ende, este tipo de masaje puede tratar:

  • Afecciones de órganos internos
  • Afecciones ginecológicas
  • Afecciones respiratorias
  • Raquialgias
  • Cefaleas
  • Arteriopatías obliterantes
  • Algunos problemas reumáticos
  • Edemas
  • Rigidez articular de origen traumatológico y ortopédico (p.e: secuelas de yeso)
  • Mejorar el estado trófico del músculo
  • Distensiones
  • Esguinces
  • Tortícolis
  • Tendinitis
  • Trastornos neurológicos: poliomielitis, Parkinson…

Contraindicaciones

Es un masaje muy efectivo, pero a pesar de ello, tiene contraindicaciones muy específicas, ya que por ser muy molesto a la presión, es preferible no aplicarlo en casos de:

  • Tumores malignos
  • Tuberculosis
  • Menstruación
  • Fases agudas de infecciones

Con información de
https://www.fisioterapia-online.com/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *