Cursos de Kinesiotaping

Masajes en los pies

Nuestros pies son una parte muy importante, y es que sobre ellos recae todo el peso corporal por lo que es normal que al final del día, nos duelan o sintamos algunas molestias en zonas como la planta o el talón.

Y una estupenda forma de aliviar esas dolencias es mediante un buen masajeque ejerza las presiones necesarias para relajar todos los músculos de los pies. Lo mejor es hacerlo por la noche antes de ir a dormir para notar, así, sus efectos al día siguiente. Necesitarás:

  •  Augua tibia.
  •  Toallas.
  •  Crema o aceite.

Antes de empezar con el masaje de pies, lo ideal es que los deje en remojo en agua tibia durante 10 minutos, aproximadamente. Así estarás completamente limpios y el masaje será mucho más placentero.

Pasados los 10 minutos, seca los pies con una toalla limpia y seca y siéntate en una silla. En el caso de que el masaje sea para otra persona, pídele que se tumbe en una camilla o cama y coloca una toalla justo debajo de sus pies.

Ahora debes aplicar un poco de crema o aceite de masaje en tus manos y frotarlas entre ellas para que el producto se caliente ligeramente. Realiza este paso justo antes de extender la loción sobre los pies.

Seguidamente, empieza a masajear un pie. Acaricia la parte superior mediante movimientos suaves que vayan desde los dedos hacia el tobillo y, una vez hecho esto, desciende hasta llegar a la planta del pie. Es importante que la intensidad de las caricias sea progresiva, y vayan de más a menos presión.

Después de haber realizado las distintas caricias, tienes que realizar movimientos circulares con los pulgares de tus manos en la planta del pie. Hazlo desde la parte superior o empeine hacia abajo y regulando la presión del movimiento, es decir, haciendo más presión en zonas como el talón.

A continuación, sostén el pie con una mano y con la otra, gíralo con cuidado en ambos sentidos. Repite este movimiento hasta en 4 ocasiones en cada dirección. Seguidamente, amásalo con el puño pero siempre regulando la presión que ejerces para que no sea demasiado intensa o provoque molestias.

Después tienes que amasar el pie con la yema de los dedos. Empieza desde el dedo gordo del pie y continúa por cada uno de los dedos hasta finalizar con el meñique. La dirección del movimiento es la misma para cada uno de los dedos, tienes que iniciar el movimiento por la base y aplicar una presión suave hasta llegar a la punta de cada dedo.

Cuando hayas terminado de amasar cada uno de los dedos, acaricia de nuevo el empeine y la planta del pie, aplicando cada vez menos presión. Para finalizar el masaje los pies, solo tienes que limpiar la crema o el aceite utilizado con una toalla y dejarlo completamente seco. Luego, debes realizar el mismo proceso con el otro pie.

  • Es importante realizar el masaje lentamente para relajarse.
  • Debes tener cuidado con las personas que no tienen muy buena circulación en los pies, como por ejemplo las personas que tienen diabetes.
  • Cuando termines el masaje, lávate las manos para evitar una posible infección por hongos.

Con información de https://belleza.uncomo.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *