Cursos de Kinesiotaping

Masajes relajantes y sus beneficios

En los masajes relajantes se utilizan movimientos suaves y deslizantes que ayudarán a relajarte. El terapeuta moverá sus manos a un ritmo más lento aplicando una presión más suave que en otros tipos de masajes.

En un masaje relajante hay menos énfasis en trabajar las tensiones musculares crónicas como puntos de gatillo, «nudos» o adherencias ya que tratar el tejido profundo puede ser incómodo, y durante un masaje relajante se busca la relajación y que el paciente se sienta bien.

Un masaje relajante es una buena opción para alguien que está recibiendo un masaje por primera vez, o alguien que sólo quiere reducir su nivel de estrés. También es bueno para alguien que recibe un masaje como un regalo especial una vez al año. No es realista esperar que después del masaje todas tus tensiones musculares y preocupaciones desaparezcan como por arte de magia, sin embargo, podrás lograr un estado de relajación profunda durante al menos 45 a 60 minutos.

Beneficios

Los masajes relajantes estimulan las terminaciones nerviosas sensoriales en la piel, que transmiten mensajes a través del sistema nervioso y hacen que el cerebro libere endorfinas (estos son los analgésicos naturales del cuerpo, productos químicos de «sentirse bien» que crean una sensación de bienestar).

El masaje provoca además una relajación profunda al estimular el sistema nervioso parasimpático del cuerpo, a veces llamado el «sistema de descanso y digestión». La presión arterial disminuye, la frecuencia cardíaca disminuye y la actividad digestiva aumenta. Los masajes relajantes también aumentan la circulación sanguínea y estimulan al sistema linfático del cuerpo, que lleva los productos de desecho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *