Cursos de Kinesiotaping

Minerales marinos y sus beneficios


Los baños de mar y el clima marino nos aporta gran cantidad de minerales que se encuentran dentro del organismo, la gran mayoría de estos minerales se encuentran en muy pequeñas cantidades, pero son indispensables para la vida. En este artículo vamos a describir los más importantes y su efecto sobre el cuerpo humano:

Sodio.

Es necesario para la transmisión del impulso nervioso, en la actividad cardiaca y en la asimilación de proteínas e hidratos de carbono en la dieta. Es el mineral que encontramos en mayor proporción, aunque no sea el mineral que nos aporta los efectos más beneficiosos.

Magnesio

Imprescindible para la correcta asimilación de calcio y vitamina C, importante para la correcta transmisión del impulso nervioso, de la contracción muscular y el tono de los vasos sanguíneos. Aumenta las secrecciones de bilis, por lo que aumenta la quema de grasas. El magnesio interviene en el organismo en todos los procesos biológicos.

El déficit de magnesio a corto plazo se relaciona con las molestias musculares, problemas cardiacos o hipertensión arterial. La deficiencia crónica de magnesio puede provocar acúmulo de calcio en las arterias, su endurecimiento y empeoramiento de la función. Los baños de mar aumentan inmediatamente los niveles de magnesio en la sangre.

Azufre

Está presente en todas las células, también forma parte de la insulina y algunas vitaminas. Es beneficioso frente a la artritis, gota, envejecimiento prematuro, afecciones de la piel, afecciones pulmonares e infecciones como la sinusitis.

Calcio

Forma parte de los huesos y del tejido de unión entre otros, junto con el potasio y el magnesio es esencial en la circulación de la sangre, e imprescindible para la coagulación sanguínea.  Ejerce una acción importante sobre el sistema nervioso favoreciendo su equilibrio.  Déficits de calcio pueden dar como resultado alteraciones en el ritmo cardiaco, dolor o calambres, cosquilleos en pies, manos…

Potasio

Junto con el sodio es el mineral regulador del equilibrio del agua en el organismo, participa en la contracción del músculo cardiaco. El déficit de potasio, frecuente en personas con diarrea o que toman diuréticos, produce fatiga, debilidad, dolores musculares, bradicardia, somnolencia…

Sílice u óxido de potasio

Evita el acumulo de grasas y favorece la eliminación de residuos a través de la orina. Además fortalece los cartílagos. La cantidad de silicio disminuye con la edad. También, es un mineral que presenta múltiples beneficios en el feto, así los baños de mar son muy recomendables en embarazadas.

Yodo

Indispensable para el buen funcionamiento de la glándula tiroidea, crecimiento, reproducción, formación de nervios, para la salud mental y elaboración de proteínas. El déficit de yodo produce fatiga crónica, apatía, sequedad de la piel, aumento de peso… El yodo se obtiene de la brisa marina, sal de mar, pescado…

Zinc

Interviene en procesos metabólicos, síntesis de proteínas, formación de insulina, y es fundamental, para el desarrollo de los órganos sexuales.

Hierro

Es el vehículo para el oxígeno dentro de los glóbulos rojos. Se encuentra dentro del organismo en muy pequeñas cantidades, pero es indispensable para la vida. Su déficit provoca anemia ferropénica, fatiga, taquicardia, alteraciones del sueño…

Cobalto

Contribuye a la formación de glóbulos rojos, forma parte de la vitamina B12. Es regulador del sistema nervioso.

Con información de
https://www.fisioterapia-online.com/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *