Cursos de Kinesiotaping

Pilates para tratar la escoliosis

El entrenamiento a largo plazo mediante el método Pilates puede ayudarte a modificar positivamente los muchos factores que intervienen en la columna vertebral y en la musculatura adyacente cuando se sufre de escoliosis. En este artículo te hablaremos acerca de la escoliosis y cómo el Pilates puede ayudarte con dicha patología, para ello te recomiendo algunos ejercicios.

Escoliosis. Qué es y cuáles son sus grados

La escoliosis es el trastorno de la columna vertebral más común en niños y adolescentes. Se caracteriza por una o varias curvaturas laterales mayores a 10° y a menudo se acompaña con una rotación de las vértebras y una cifosis reducida en las curvas torácicas.

La escoliosis puede estar presente desde el nacimiento (escoliosis congénita). Otros tipos de escoliosis se pueden desarrollar durante el crecimiento. Basándonos en la edad de presentación, la escoliosis se clasifica además como infantil, juvenil o idiopática del adolescente. Esta última tiene la prevalencia más alta y es más frecuente en niñas que niños alcanzando una proporción de 4 a 1.

El grado en el cual la escoliosis afecta la vida diaria de la persona depende mucho de cuán grave es la curva presente en su columna vertebral. Mientras más severa la curvatura, más áreas del cuerpo se verán afectadas. La escoliosis puede modificar la altura de los huesos de la cadera (resultando en piernas de diferentes tamaños) y de las escápulas (modificando la caja torácica y la respiración), entre otras alteraciones.

La escoliosis suele ser subestimada, por lo que pocos pacientes cumplen con un tratamiento especializado. Después de finalizada la etapa de crecimiento no mucho puede hacerse para corregir la escoliosis, exceptuando la cirugía. Sin embargo, mediante varios tratamientos se puede obtener alivio del dolor que resulta de la escoliosis y se pueden fortalecer diversos músculos en búsqueda de un mejor alineamiento, estabilidad y protección a nivel de la columna vertebral. El método Pilates es perfecto para cumplir estos objetivos.

Pilates para el tratamiento de la escoliosis

El método Pilates provee un entrenamiento completo para mejorar la fuerza, la flexibilidad y la conciencia postural. Su filosofía integra la mente con el sistema músculo-esquelético. Aunque se ha utilizado tradicionalmente por los bailarines, este método es cada vez más popular en la práctica general de la terapia física. Diferentes terapias basadas en los ejercicios terapéuticos han demostrado ser herramientas eficaces en la lucha contra la progresión, y a veces mejorando, la escoliosis idiopática.

El enfoque del método Pilates de mantener un correcto balance y equilibrio entre todas las partes que conforman al sistema músculo-esquelético a través de los movimientos, es ideal para el paciente con escoliosis.

Se ha teorizado que las lesiones relacionadas con la escoliosis pueden causar y/o se originan como consecuencia de los desequilibrios del cuerpo y los patrones de movimiento preferidos por la persona. Una zona débil o mal alineada puede dar lugar a una compensación en otra zona del cuerpo. Por lo tanto, el método Pilates se centra en el reequilibrio de la musculatura a través de la naturaleza simétrica de su técnica, de sus ejercicios y de sus aparatos (como el Reformer) convirtiendo al Pilates en un excelente agente terapéutico de rehabilitación para pacientes que experimentan desequilibrios posturales y musculares como resultado de la escoliosis.

Con información de
https://www.fisioterapia-online.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *