Cursos de Kinesiotaping

Postura de Yoga para dormir mejor

El insomnio, la falta de sueño o el poco descanso por la noche suele afectar a todas aquellas personas que viven situaciones de estrés, excitación o fatiga durante su día a día, debido al alto ritmo de vida.

La falta de desconexión suele producir tensión muscular, que afecta directamente a la incapacidad para poder conciliar el sueño. El yoga es una de las actividades que más puede ayudarte a aprender a respirar lenta y profundamente, una técnica que actuará de sedante natural. Y eso no es todo, llevar a cabo algunas posturas de yoga antes de acostarte te ayudará a dormir mejor. Toma nota de las mejores:

Postura fácil (Sukhasana)

La postura más sencilla que te ayudará a dormir mejor se conoce como Sukhasana. Consiste en inclinar tu cuerpo tanto como puedas, pero sin forzar. Siéntate con la espalda bien recta pero sin tensarla, las piernas cruzadas, las manos sobre las rodillas y empuja el coxis contra el suelo suavemente y la zona lumbar hacia delante. Acompañando la respiración relajada deberás juntar los omóplatos y estirar los hombros hacia atrás, abriendo el diafragma.

El niño (Balasana)

El niño o Balasana es la postura del descanso y del relax por excelencia. Generalmente, se practica en todas las sesiones de yoga, dado que es perfecta para frenar los pensamientos, calmar la mente y aliviar las tensiones. Para hacer la posición del niño dobla el tronco sobre tus piernas con los brazos extendidos hacia delante o a ambos lados del cuerpo. La frente debe reposar sobre el suelo. Así, realiza respiraciones largas y profundas. Mantente así unos pocos minutos antes de acostarte y dormirás mejor, pues esta es una de las posiciones de yoga para relajarse antes de dormir que mejor funcionan.

El arado (Halasana)

La postura del arado también se conoce como Halasana y es perfecta para ayudarte a dormir bien, aunque es más compleja. Recuéstate sobre tu espalda y levanta las piernas por encima de la cabeza, a continuación, apoya los pies en el suelo, justo por detrás de ti. Las manos pueden estar en tus lumbares o en el suelo, pero deben buscar el equilibrio. Con la posición del arado lograrás mejorar y activar la circulación sanguínea a la vez que lograrás energizar tu cuerpo. En caso de que tus pies no lleguen al suelo, prueba de apoyarlos en la pared o en una silla o incluso mantenerlos en el aire. Lo ideal es aguantar en la postura del arado, por lo menos, un minuto.

Postura del Muerto (Savasana)

Con la postura del muerto, también conocida como Savasana, lograrás reposar tu cuerpo de manera sencilla. Debes tumbarte en el suelo como si fueras un cadáver, separa ligeramente las piernas y los brazos mantenlos alejados del cuerpo. Mantente en esta posición y concentra tu atención en tu cuerpo y tu respiración, intentando dejar los pensamientos negativos y las preocupaciones a un lado. Observa tu mente y sé consciente de lo que te causa estrés o inquietud y aléjalo de ti, manteniendo respiraciones profundas para relajarte completamente. Después de esta técnica, será más fácil conciliar el sueño.

Respiración alternada (Nadi Shodhana)

Una de las mejores prácticas para conciliar el sueño es la técnica de la respiración alternada, también conocida en el mundo yoggi como Nadi Shodhanao Anuloma Viloma. Para realizarla, siéntate en el suelo o en una silla con respaldo recto, debes sentirte cómodo. Coloca las manos sobre las rodillas con las palmas mirando hacia arriba.

Estira tu columna vertebral, alargándola, y cierra los ojos para concentrarte totalmente en el ritmo de tu respiración. Relaja los músculos del rostro y deja que los hombros caigan durante la expiración. El abdomen también debe estar relajado. Deja que fluya la respiración suave y profundamente. Inspira e expira repetidas veces, cogiendo aire lentamente por las fosas nasales y dejando que tus pulmones se vacíen durante la exalación.

Para llevar a cabo la respiración alterna ve cerrando una de tus fosas nasales con el dedo anular y meñique. Primero una, después la otra. Debes retener la respiración, pero sin forzarla, tu cuerpo será quien te indique que debes expirar. Después de realizar la respiración alternada durante varios minutos, acaba el ejercicio con varias respiraciones completas. Te sentirás más relajado y listo para dormir plácidamente.

Consejos para dormir bien

Como hemos visto el yoga es una práctica que te ayudará a relajarte, alejar el estrés y liberarte de las tensiones, por ende, está formado por ejercicios que te ayudarán a conciliar el sueño y dormir mejor. No obstante, es imposible solucionar tus problemas de insomnio si no tienes en cuenta que se debe mantener la higiene del sueño. Toma nota de los siguientes consejos para dormir mejor:

  • Evita las bebidas excitantes las horas previas al sueño.
  • Procura tener un horario regular y fijo tanto para acostarte como para levantarte, así conseguirás acostumbrar al cuerpo a descansar adecuadamente a sus horas.
  • Procura dormir 8 horas diarias.
  • Evita hacer siestas horas previas a tener que dormir.
  • Relájate antes de ir a la cama, como hemos dicho la práctica de yoga será beneficiosa, pero también puedes disfrutar de la aromaterapia o de un buen baño. Todas estas actividades te ayudarán a reducir el estrés y, por lo tanto, a dormir mejor.
  • Evita las comidas pesadas antes de dormir, así como las bebidas alcohólicas o el tabaco.
  • La meditación es una técnica fantástica que te ayudará a eliminar o borrar 
    los pensamientos negativos, sin tener que estar dando vueltas en la cama. 

Con información de
https://deporte.uncomo.com/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *