Cursos de Kinesiotaping

Señales de una enfermedad autoinmune

Una enfermedad autoinmune se caracteriza por hacer que el sistema inmunológico ataque las células, órganos y tejidos sanos de nuestro cuerpo. Es decir, provoca que nuestro sistema inmune arremeta contra nuestro propio organismo. En vez de protegernos de otras infecciones, virus o enfermedades, trata a nuestras células sanas como principales enemigas. 

Son especialmente incidentes en la población femenina, y pueden aparecer en cualquier momento de la vida. Desde luego, existe un marcado componente genético, por lo que si un familiar ya ha padecido un trastorno autoinmune tenemos más probabilidad de sufrirlo. Existen algunas señales que nos pueden indicar que nuestro cuerpo está siendo afectado por alguna enfermedad autoinmune, aunque debe ser el médico el que nos oriente sobre la posibilidad de estar sufriendo estas enfermedades. 

En todo caso, ante la duda, consulta a tu médico para que te resuelva las dudas pertinentes, además de escuchar los propios signos que te indica tu cuerpo.

1. Aparición de acné, ronchas o erupciones en la piel

Uno de los síntomas de una enfermedad autoinmune es la repentina aparición de erupciones o ronchas en la piel, sobretodo cuando existe exposición a los rayos UV del solEstas erupciones se dan con mayor notoriedad en la cara. Sin embargo, también aparecen alrededor de la nariz o en nuestras extremidades superiores e inferiores. Todas provocan picazón y ardor.

Si al tratarlas con remedios caseros, el malestar no cesa, pues entonces es necesario realizar una consulta médica.

2. Caída constante y excesiva del cabello

Cuando el sistema inmunitario afecta a los folículos del cabello, la pérdida de cabello suele ser constante y excesiva. Incluso, esta pérdida puede venir acompañada con algún tipo de eczema o erupción sobre el cuero cabelludo, o sencillamente, presentarse un caso de alopecia parcial. Ello afectará por consiguiente, al aspecto físico de la persona haciéndola sentir muy incómoda.

Sin embargo, debes descartar otras posibles causas. Una mala alimentación, hábitos inadecuados o el estrés pueden causar caídas importantes de cabello.

3. Dolor y rigidez en las articulaciones

Cuando se tiene una enfermedad autoinmune es común que se presenten dolores en las articulaciones de las manos o pies. También puedes sentir entumecimiento, hormigueo o dolor en el área de las muñecas, codos, hombros y rodillas. Esto impedirá la realización de las actividades comunes y diarias. Estos síntomas pueden ser esporádicos o constantes, sin embargo, no descartan la posibilidad de que se trate de una enfermedad autoinmune.

4. Pérdida o incremento repentino de peso

Las enfermedades autoinmunes suelen afectar tanto al metabolismo, como a muchos de los procesos de desarrollo de nuestro cuerpo, pudiendo ocasionar bien sea una pérdida o aumento de peso repentina. Por consiguiente, provocará cansancio, fatiga o debilidad. Es decir, afectarán a nuestros niveles de energía corporal. También pueden causar algún tipo de desorden en el apetito o bien trastornos como la anorexia.

5. Problemas digestivos

La presencia constante de náuseas, el estreñimiento, la diarrea y las flatulencias, son síntomas asociados a enfermedades autoinmunes como la enfermedad celíaca, la tiroiditis, el lupus, la gastritis atrófica y la colitis ulcerosa. Generalmente, estos problemas digestivos son difíciles de tratar cuando no existe un diagnóstico previo por parte de un médico. Pueden causar mucha debilidad en la persona que los padece.

6. Perturbaciones o trastornos en el sueño

El insomnio también suele ser un signo común en personas que padecen algún tipo de enfermedad autoinmune. Esto puede ser debido a algunos de los síntomas anteriormente expuestos que causan algún tipo de dolor y dificultad para conciliar el sueño. En algunos casos también se pueden presentar excesivas ganas de dormir, o la presencia de nerviosismo y fiebre corporal leve mientras se está durmiendo.

Toma acción para tratar los síntomas de una enfermedad autoinmune

Ante la presencia de cualquiera de estos síntomas, es necesario un diagnóstico por parte de un médico. Para justificar dicho diagnóstico serán necesarias pruebas complementarias que descarten otras posibles enfermedades. Así, las analíticas de sangre le darán información valiosa para afianzar la posibilidad de la enfermedad autoinmune.

Las enfermedades autoinmunes son un tema amplio a tratar en los campos de la medicina. Incluso se menciona que algunas de estas pueden estar relacionadas con afecciones a nivel mental o cerebral de algunos individuos. Por ejemplo, algunas investigaciones y estudios mencionan la posible vinculación de enfermedades como la psicosis y la esquizofrenia con enfermedades de tipo autoinmune.

La detección de muchas de estas enfermedades también puede, en algunos casos, resultar difícil. No obstante, es importante que al momento de ser detectadas, la persona siga un tratamiento médico, así como también, un cambio en su estilo de vida, para así poder sobrellevar a la enfermedad. 

Con información de
https://mejorconsalud.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *