Cursos de Kinesiotaping

Sientes quemazón en los pies? Posibles razones

La quemazón de pies es una sensación de ardor que puede presentarse de forma más localizada en la planta de los pies e ir acompañado de hormigueo o entumecimiento. Las causas de que una persona sienta la pies calientes pueden ser diversas, aunque por lo general suele estar provocado por trastornos en los nervios de la zona.

Neuropatía periférica

En el caso de que sientas los pies muy calientes o sufras de ardor en la planta del pie es posible que la responsable sea una afección conocida como neuropatía periférica. Esto sucede porque existen fibras nerviosas dañadas con una mayor predisposición a causar dolor por hiperactividad. Como consecuencia, el cerebro recibe señales de dolor enviadas por determinadas zonas de los pies sin que exista realmente un estímulo que esté generando este síntoma. Por ello es posible que la sensación de quemazón en los pies o de que estos están muy calientes puede derivar de nervios dañados y puede ir acompañado de sensación de entumecimiento y hormigueo.

En la mayor parte de casos en los que alguien siente que le arden los pies por una neuropatía el paciente sufre de diabetes mellitus. Por ello es importante visitar al médico tanto si han sentido mucho calor en los piel inusual sin tener diagnosticado diabetes mellitus como si sufres esta enfermedad.

Además, algunos daños en los nervios pueden tener lugar por los siguientes motivos:

  • Alcoholismo crónico.
  • Deficiencia de vitaminas del complejo B.
  • Intoxicación por metales pesados.

Problemas en la piel

A pesar de que la sensación de que arden los pies suele estar causada por problemas internos, también es posible que dicho síntoma tenga relación con afecciones de la piel. Así pues, algunas personas que sienten los pies calientes sufren de alergias, infecciones por hongos, dermatitis u otros problemas cutáneos.

Por lo general, en los casos en los que el ardor de pie está originado por problemas en la piel aparecen otros síntomas como erupciones, enrojecimiento, ampollas, úlceras o otras alteraciones cutáneas.

Lo más recomendable a la hora de buscar un tratamiento para la sensación de pies calientes en estos casos es acudir a un dermatólogo, puesto que tratar la causa principal hará desaparecer esté síntoma tan molesto.

Problemas circulatorios

Otra de las causas por las que una persona puede sentir quemazón en los pies o sensación de ardor es un aumento en la producción de los glóbulos rojos. Esto provoca que la sangre sea más espesa y, consecuentemente, puede aparecer este síntoma. En estos casos es más frecuente que la persona sienta ardor de pies por las noches o un intenso calor en los pies al dormir.

Dentro de los problemas circulatorios también cabe nombrar un problema conocido como eritromeralgia. Se trata de una vasodilatación de las arterias pequeñas de manos y pies, aunque también puede afectar a otras partes del cuerpo como las orejas, rodillas o cara. Como consecuencia, esta afección provoca dolor con sensación de calor en la zona afectada. Dicho trastorno puede ser primario, cuya causa se desconoce, o secundario, por el cual deriva de otras enfermedades cardiovasculares.

El quemazón o la sensación de ardor en los piel suele aparecer y durar de unos minutos a horas, y al detectar estas molestias se debería acudir al médico para establece un diagnóstico clínico mediante las pruebas necesarias.

Otras causas

Además de las afecciones expuestas anteriormente por las que puede existir ardor o quemazón de pies, también podemos encontrar otras causas que deriven en este problema.

Cambios hormonales

En el caso de las mujeres, la sensación de tener los pies muy calientes puede estar ligada a cambios que tienen lugar durante el ciclo menstrual. Tanto en el curso de los días previos como cuando la mujer se encuentra en los días en los que tiene la regla, se pueden producir cambios de temperatura provocados por los cambios hormonales que se tienen lugar.

Problemas neurológicos

Algunos problemas en los nervios,la columna vertebral o la médula espinal también pueden derivar en la sensación de que arden los pies. Este síntoma también puede ir acompañado de otras molestias como dolor en las piernas o los piel.

Sobrecarga en los pies

Tras una larga caminata, después de correr, llevar zapatos incómodos y otras situaciónes, los pies pueden cargarse y aumentar la temperatura corporal de la zona sintiendo el ardor o sensación de calor. En estos casos se recomienda poner los pies en frío y utilizar calzado cómodo.

Estrés

Si el calor en los pies aparece cuando nos sentimos irritados, tensos, nerviosos y cuando estamos sometidos al estrés, entonces es posible que la causa sea una reacción del cuerpo frente a esta exposición.

Qué hacer si siento que me arden los pies

Si el ardor en los pies aparece frecuentemente impidiendo que llevemos a cabo una vida normal debemos acudir al médico. Para poder curar la sensación de pies calientes se debe detectar la causa responsable, puesto que en la mayoría de los casos se trata de un síntoma y no de una enfermedad en sí.

Remedios caseros para el ardor de pies

Si te has preguntado si existe algún tratamiento para curar el quemazón en los pies, lo cierto es que podemos recurrir a varios remedios caseros para aliviar la sensación de calor en esta zona.

  • Agua fría. Es una de las formas más fáciles y rápidas para aliviar las molestias que provoca el ardor de piel. Sumerge tus extremidades en agua fría y descansa los pies para favorecer la circulación de la sangre, reducir la posible inflamación y sentir un mayor alivio.
  • Vinagre de manzana. Con este remedio casero para el ardor o quemazón de los pies ayudamos a equilibrar el pH de la piel. Para ello debemos mezclar dos cucharadas de vinagre de manzana en un vaso de agua y remojar los pies en el contenido durante unos minutos.
  • Cúrcuma para el ardor de pies. El compuesto en curcumina de esta planta medicinal tiene propiedades que mejoran la circulación sanguínea, además de ejercer de antiinflamatorio y calmar el dolor. Para obtener sus beneficios debemos mezclar dos cucharadas pequeñas de cúrcuma con un poco de agua hasta obtener una pasta. Una vez realizado el paso anterior, debemos aplicar el contenido sobre los pies durante unos minutos, y después aclarar con agua.
  • Sal de Epsom. Este producto natural tiene efectos calmantes y antiinflamatorios que ayudan a calmar las molestias derivadas del ardor de pies al reducir el dolor y la inflamación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *