Cursos de Kinesiotaping

Síndrome de Burnout

Algunos ambientes laborales o profesiones pueden resultar tremendamente agotadoras y estresantes, ocasionando un padecimiento conocido como síndrome de Burnout, un tipo de estrés crónico que requiere de tratamiento y atención.

La palabra Burnout proviene de la expresión inglesa burn out, que significa quemarse, consumirse o agotarse. Se trata de un síndrome en el que el empleado experimenta un estrés crónico caracterizado por el agotamiento profesional, otras señales como la desmotivación y la depresión forman parte de esta condición.

Aunque cualquier persona está propensa a padecerlo, existe profesiones en las que este síndrome se manifiesta de forma más común, entre ellas destacan las del ramo de la medicina y la enfermería, las de atención al público, la docencia o aquellos trabajos mecánicos y repetitivos en los que la rutina es siempre la misma.

Síntomas

Esta condición afecta de forma importante la disposición laboral de la persona, su conducta en el trabajo y también su salid mental, pudiendo derivar en serias complicaciones.

Algunos de los síntomas del síndrome Burnout son:

  • Problemas de conducta en el trabajo, el empleado se muestra mal humorado, hostil, con problemas de actitud. Se convierte en una persona conflictiva y negativa con la que resulta complejo lidiar.
  • Desmotivación laboral, se pierde el interés por las tareas realizadas e ir a trabajar es un gran peso para el empleado.
  • Poca resistencia a las situaciones de presión o al estrés. Quien padece el síndrome de Burnout tiene una enorme carga de tensión, motivo por el que no puede manejar cualquier situación estresante que se presenta en el día a día.
  • Poca iniciativa laboral, agotamiento y baja energía.
  • Bajo rendimiento laboral debido a la ausencia de motivación.
  • Frustración, tristeza y en casos más graves depresión.
  • Físicamente, esta condición puede manifestarse en dolores de cabeza frecuentes, problemas gastrointestinales, afecciones cardíacas, problemas de sueño y dolor producido por la acumulación de tensión en zonas como el cuello y la espalda.

¿Qué hacer?

Si has detectado o piensas que padeces de síndrome de Burnout resulta importante actuar cuanto antes, de lo contrario el estrés laboral podrá comenzar a influir en otros aspectos, afectando severamente nuestra calidad de vida.

En casos crónicos importantes la ayuda de un psicólogo laboral o de un terapeuta es altamente recomendable, sin embargo también será necesario realizar algunos cambios en la rutina de quien padece de esta condición practicando actividad física frecuente, mejorando la alimentación y encontrando aficiones que permitan alejar nuestra mente de lo que nos genera tensión.

Con información de
https://salud.uncomo.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *