Cursos de Kinesiotaping

Síntomas y tratamiento de la hidrocefalia

La hidrocefalia se define como la acumulación de líquido dentro del cráneo, lo que desencadena en una hinchazón del cerebro. Normalmente, esta enfermedad hace su aparición por problemas con el cefalorraquídeo, que es el líquido que rodea el cerebro y la médula espinal.

Síntomas de la hidrocefalia en el bebé

En el bebé es fácil identificar la hidrocefalia porque uno de los principales síntomas en esta etapa de la vida es el tamaño de la cabeza, que suele tener unas dimensiones más grandes de lo habitual. El bebé ha podido nacer ya con la cabeza grande o, por el contrario, notar que le va a creciendo de forma rápida. Además, presenta estos otros síntomas de la hidrocefalia en bebés:

  • Abultamiento en su parte superior
  • Vómitos
  • Está muy irritable
  • Mantiene los ojos fijos hacia abajo
  • Falta de tono muscular
  • Sensibilidad al tacto

Síntomas de la hidrocefalia en niños

En los niños, la hidrocefalia también se reconoce rápidamente por el tamaño de la cabeza. Pero, además, notarás que tiene otros síntomas que pueden indicarhidrocefalia en niños, como los siguientes:

  • Problemas de coordinación
  • Va retrasado para aprender a caminar y hablar
  • Realiza esas funciones con dificultad para su edad
  • Dolores de cabeza
  • Visión borrosa o doble
  • Problemas para prestar atención.

Además, todo esto lleva a que el niño tenga un menor rendimiento académico en el colegio.

Síntomas de la hidrocefalia en los jóvenes

En este grupo de edad, una de las señales más inequívocas de la hidrocefalia es el dolor de cabeza, pero también aparecen otros síntomas a los que hay que prestar atención:

  • Deterioro de la visión
  • Dificultad para pensar
  • Se tiene poca memoria
  • Dificultad para estar despierto
  • Problemas para coordinar movimientos e, incluso, el equilibrio
  • Tener muchas ganas de orinar y con mucha frecuencia, no pudiendo controlar bien la vejiga

Síntomas de la hidrocefalia en adultos y personas mayores

Entre los síntomas más evidentes de la hidrocefalia en estas personas está la pérdida de memoria y las dificultades para poder pensar y razonar. También es habitual que hayan los siguientes síntomas:

  • Falta de coordinación.
  • Pérdida de equilibrio, lo que lleva a que la persona se mueva más lentamente. De hecho, incluso se llega a tener dificultad para caminar.
  • Tener ganas de orinar con frecuencia y no poder controlar la vejiga. Este síntoma es común en las personas mayores, por lo que será decisivo que prestes atención a toda la sintomatología.

Causas

Este problema puede aparecer por diversos motivos. Las principales causas de la hidrocefalia, tanto en bebés, niños, jóvenes como en adultos y ancianos, son las siguientes:

  • Bloqueo del flujo del LCR (líquido cefalorraquídeo).
  • El cerebro produce demasiado LCR.
  • El LCR no se absorbe bien en la sangre.
  • Por defectos genéticos.
  • Debido a infecciones durante el embarazo.
  • Infecciones que afectan al sistema nervioso central, como la encefalitis y la meningitis.
  • Sangrado en el cerebro, especialmente durante el parto en caso de bebés.
  • Hemorragia interna debida a una lesión o traumatismo.
  • Tumores en el sistema nervioso central, ya sea en el cerebro o en la médula espinal.

Tratamiento

Con independencia de la edad que se tenga, la hidrocefalia puede tratarse. En general, podemos hablar de dos tipos de tratamientos que, hoy en día, son los más comunes: las derivaciones y la ventriculostomía.

Tratar la hidrocefalia con las derivaciones

El tratamiento de la hidrocefalia más común consiste en las derivaciones. Esto, en realidad, no es más que implantar un sistema de drenaje, también conocido como derivación, que suele ser como una especie de tubo de silicona o plástico para redirigir el líquido del cerebro hacia otra parte del cuerpo. La derivación, que se coloca con cirugía, se pone bajo la piel. Un lado del tubo está en la zona en la que se localiza el exceso de líquido, mientras que el otro se inserta en una parte en la que el cuerpo pueda absorberlo.

Tratar la hidrocefalia con la ventriculostomía

El tratamiento a partir de la ventriculostomía, por su parte, consiste en una intervención quirúrgica en la que el médico cirujano emplea una cámara de vídeo de reducidas dimensiones –es como una endoscopia-, para ver bien la zona y poder hacer un agujero en la parte inferior de uno o varios ventrículos cerebrales para que el líquido salga fuera del cerebro.

Con información de
https://salud.uncomo.com/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *