Cursos de Kinesiotaping

Sobrepeso y artrosis

Según diversos estudios, el sobrepeso conduce a desarrollar artrosis por diversos factores, entre ellos: la gravedad, la frecuencia y el tipo de limitaciones provocadas por el sobrepeso tienen un efecto mecánico directamente sobre los cartílagos, los meniscos y los ligamentos.

Además, los receptores que se encuentran en las articulaciones envían señales mecánicas al cerebro que inducen la liberación de sustancias químicas y enzimas que conducen a la destrucción de los cartílagos y producen inflamación en dichas zonas sobrecargadas mecánicamente. Sin embargo, enumero diversas dudas que destacan acerca de la relación de ambas patologías:

  • ¿Por qué si la artrosis está tan influenciada por el sobrepeso los tobillos tienen mucho menos incidencia de estos problemas de desgaste?
  • Y de la misma manera, ¿por qué es tan frecuente la artrosis cervical cuando aunque algunas personas tengan gran volumen cefálico no es como para que el cuello sufra de sobrepeso?
  • Y si el sobrepeso está detrás de la artrosis, ¿debería de haber muchas más personas con sobrepeso que sufrieran de este desgaste? Y a la contra las personas delgadas deberían tener muchos menos problemas de artrosis y sin embargo no es así como sucede.
  • ¿Y por qué una rodilla sí y la otra no? ¿Por qué se desgasta la cadera izquierda y la derecha no?

Todas estas cuestiones que siempre me han retumbado en la cabeza, no dejaron nunca que me creyera la teoría del sobrepeso.

¿Cuáles son las verdaderas causas de la artrosis?

Obviamente una de ellas es el sobrepeso, pero sólo una más, con una importancia muy relativa y sumada a otro montón de causas, algunas de las cuales he conseguido ir descifrando pero que estoy seguro que pueden ser varias más. Las enumero a continuación:

  • Alteraciones de la mecánica. Todo el mundo sabe que si una bisagra funciona mal, sufre más desgaste mecánico = artrosis. Esto, creo que es más importante a nivel de las extremidades.
  • Seguramente las características genéticas de cada persona y el grosor de sus cartílagos, tendrá su parte de influencia.
  • Componentes metabólicos y químicos que hacen que la nutrición del cartílago sea deficiente o que provocan pequeñas pero frecuentes reacciones inflamatorias (tipo reumáticas) totalmente asintomáticas pero que van dañando y destruyendo el cartílago.
  • Tensión mantenida. En el caso de la columna vertebral, discos y demás estructuras, considero que es una de las principales causas. Los distintos desequilibrios viscerales generan a su vez alteraciones en la mecánica y en la tonicidad de la musculatura corta de la columna haciendo que esta genere un leve pero constante efecto de autoaplastamiento, serán seguramente muchos menos kilos de presión que los provocados por el peso corporal, pero eso sí, es una presión constante, que no descansa día ni noche, ni un segundo, siempre apretando. Y como el gota a gota de los chinos puede perforar el cráneo, esta presión destruye los tejidos mucho más rápida e intensamente que muchos kilos de sobrepeso.

Insisto en que creo que aún hay más causas, pero creo que con estas cubrimos las más relevantes y sobre las que desde ya podemos trabajar. Así que si vuelven a decirte “tienes que…” seguramente, tengan razón, pero no todas las razones.

Con información de
https://www.fisioterapia-online.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *