Cursos de Kinesiotaping

Tratamiento para la astenia primaveral

Aunque la astenia primaveral no tiene ningún tratamiento específico, sí que existen algunas medidas que te ayudarán a aliviarla.

La astenia primaveral surge debido a una reacción corporal ante los cambios de luz y temperatura que están relacionados con el cambio horario que se produce con la llegada de dicha estación del año.

Así pues, este trastorno se manifiesta con síntomas como el cansancio, la apatía, la fatiga a la hora de realizar tareas, la irritabilidad, somnolencia, falta de apetito y deseo sexual y malestar general.

Estos síntomas pueden durar algunos días o semanas, hasta que nuestro cuerpo se acostumbre y vuelva a su ritmo normal, pero en el caso de que se prolonguen por demasiado tiempo es necesario consultar a un médico especialista con el fin de determinar si se trata de otra condición.

Una clave importante para combatir la astenia primaveral es dormir todo el tiempo que tu cuerpo normalmente necesita, es decir, un mínimo de 8 horas diarias; evita durante las primeras semanas de la estación desvelarte, pues esto solo te hará sentir la fatiga y el cansancio con más fuerza. De este modo, deberás tomar todas las medidas necesarias para que el sueño sea reparador y descanses al máximo.

Del mismo modo, será fundamental que cuides tu alimentación para aminorar los efectos de la astenia primaveral sobre tu organismo. Será indispensable que incluyas en tu dieta carbohidratos que te aporten grandes dosis de energía, así como frutas y verduras que garanticen la ingesta de vitaminas y minerales para mantener el sistema inmunológico en pleno rendimiento. También será fundamental que mantengas tu cuerpo hidratado, por lo que deberás beber grandes cantidades de líquidos: agua, zumos, bebidas no carbonatas, etc.

A la vez, será altamente recomendable que tomes algún tipo de suplemento vitamínico que te ayude a reforzar tus defensas, como puede ser la jalea real, un complemento muy útil a la hora de combatir la astenia primaveral de forma natural.

Por otro lado, los ejercicios de relajación como el yoga y el pilates pueden ayudarte a que tu cuerpo reciba mucho mejor el cambio climático de la estación, así mismo practicar alguna actividad cardiovascular te favorecerá a conciliar el sueño y drenar el estrés.

Al mismo tiempo, deberás evitar las sustancias estimulantes como el café y el resto de alimentos con cafeína, las bebidas excitantes o el tabaco. De esta manera, estarás liberando las tensiones de tu organismo y favorecerás la salud de tu cuerpo y tu mente.

También algunas raíces de plantas como el jengibre o el ginseng son de gran utilidad para mejorar el esto de ánimo y aportar vitalidad. Así pues, las infusiones de estos productos naturales pueden ser muy apropiadas a la hora de combatir la astenia primaveral.

Otra buena técnica es organizar paseos y planes que te hagan sentir de buen humor, sal, disfruta de tu ciudad y del buen clima, respira aire puro y no ríete sin parar, verás como en pocos días te sentirás mejor

  • Si no sientes ningún tipo de mejoría o tus síntomas se acrecientan, consulta de nuevo a tu médico.

Con información de https://salud.uncomo.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *