Cursos de Kinesiotaping

Tratamiento para la dislexia

Si tu hijo/a padece de dislexia debes saber que, hasta la actualidad, no existe ningún tratamiento específico que pueda curar de forma definitiva esta disfunción pero sí que es cierto que hay algunas terapias que se llevan a cabo para mejorar la capacidad cognitiva del niño y que pueda tomar sus clases y educación de la forma más normal posible.

Las terapias que actualmente se llevan a cabo consiguen que el paciente puedan progresar y, por tanto, mejorar su calidad de vida.

Si quieres saber cómo se trata la dislexia lo primero que debes tener en cuenta es que, como ya hemos dicho, no hay medicamento que cure esta disfunción. Tenemos que saber que un niño/a con dislexia tiene un cerebro que procesa la información de un modo distinto y, por tanto, no existe ningún fármaco que pueda ayudar a que esta información se asimile de otro modo, por este motivo, no existe tratamiento curativo.

Sin embargo, es cierto que la mayoría de personas que padecen dislexia también sufren el TDA, es decir, el trastorno por déficit de atención y este sí que puede ser tratado con medicación concreta y reducir, así, los síntomas asociados que afectan a la concentración, el aprendizaje y el razonamiento del niño.

Existen muchas maneras de poder detectar la dislexia tanto en niños como en adultos pero, en general, esta disfunción suele observarse durante la etapa de aprendizaje en el campo de la lectura y escritura, es decir, de los 4 a los 6 años. Normalmente es el maestro quien se da cuenta de que hay algún tipo de dificultad en el niño o niña pero deberá ser un psicólogo quien lleve a cabo el examen y lance el diagnóstico exacto.

Los síntomas que pueden ayudarte a detectar si alguien de tu familia padece dislexia siempre estarán relacionados con la capacidad comprensiva de la persona en cuestión. Así pues tendrá dificultades con :

  • La lectura (tanto de letras como de números)
  • Las direcciones (suelen confundir la derecha con la izquierda, arriba y abajo, etc.)
  • La lectura de mapas
  • La memorización tanto de nombres como de obligaciones

Para poder tratar la dislexia y conseguir mejorar la vida del paciente, los especialistas enfocan el tratamiento según la edad de cada uno. A continuación vamos a indicarte las diferentes formas de encarar esta disfunción según franja de edad de cada paciente:

Niños hasta 6 años

Se suelen prevenir las dificultades que puedan surgir en el futuro con ejercicios que activen la capacidad fonológica del lenguaje, es decir, mediante rimas, la división de las palabras en sílabas, etcétera.

Niños de 6 a 9 años

En esta edad, los niños ya saben escribir y leer, por tanto, el tratamiento de la dislexia irá encarado a aumentar la conciencia fonológica, por este motivo, es normal que se recomiende que el niño lea más tanto en casa como en voz alta.

Niños mayores de 10 años

Si se detecta la dislexia a esta edad resulta un tanto más complicado que se puedan corregir las disfunciones que hay tanto a nivel fonológico como escrito o leído, por este motivo, la metodología que se sigue en este momento es el de ayudar al paciente a que encuentre técnicas que le permitan comprender mejor los textos.

Para poder ser tratado de dislexia resultará, pues, imprescindible que unprofesor o pedagogo le muestre diferentes estrategias al niño/a para aprender a leer, escribir y comprender lo que está escrito en los textos. En estos casos, suelen haber personas que trabajan especialmente con estos niños ya que requieren un soporte extra y ayuda tanto para hacer los deberes como para tomar los apuntes en clase.

Hablar con los maestros es esencial para que tu hijo/a pueda mejorar en la escuela y no estar tan distanciado del resto de los alumnos. Suelen necesitar enseñanzas que usen otros métodos que el puramente racional o comprensivo como, por ejemplo, métodos multisensoriales que involucran aquello que ven con lo que oyen y/o sienten.

La terapia del habla es otro método que suele seguirse para tratar esta disfunción. Con este método se pretende desarrollar la conciencia fonémica, es decir, la capacidad de asociar los sonidos con las letras y sus múltiples combinaciones. Este terapeuta también suele trabajar la fonética y diferentes habilidades del lenguaje para que el niño se acostumbre a la asociación que existe entre lo escrito, lo hablado y lo leído.

Aunque muchos especialistas apuntan a que lo más recomendable es que el niño haga un sobreaprendizaje, es decir, que vuelva a aprender la habilidad de leer y escribir de un modo adaptado a su visión del mundo y a su disfunción. De esta manera se conseguirá una enseñanza especialmente pensada para los pacientes con dislexia.

En el caso de que la dislexia la tenga un adulto, el tratamiento es un poco más complejo pues, como ya hemos dicho, esta disfunción suele detectarse en edad escolar, por lo que puede corregirse o adaptarse la enseñanza según las posibilidades de cada uno. Pero si eres adulto y tienes esta patología entonces debes saber que necesitarás una dosis extra de energía y esfuerzo para pode realizar las tareas que tus compañeros hacen con la más absoluta normalidad.

Hay muchos adultos que tienen dislexia y no lo saben porque de niños no fueron diagnosticados y, por tanto, es probable que se sientan inseguros, que se estresen con facilidad, etc. Si crees que este es tu caso deberás acudir a un psicólogo para que te dé las mejores técnicas que te ayudarán a mejorar tu calidad de vida.

Con información de
https://salud.uncomo.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *