Cursos de Kinesiotaping

Valoración cardiovascular

La enfermedad coronaria es la primera causa de muerte a nivel mundial que afecta tanto a hombres como a mujeres, y también es la primera causa de incapacidad física, principalmente en el sector de los ancianos (grupo en constante crecimiento).

El sedentarismo es el mayor factor de riesgo para padecer enfermedad coronaria (EC).Se estima un riesgo relativo de muerte de 1,9 veces más alto en las personas sedentarias con respecto a los grupos físicamente activos.

El ejercicio mejora la función cardiorespiratoria en diversas situaciones, tanto en individuos sanos como en pacientes coronarios, así como la relación inversa que existe entre la capacidad de realizar actividad física y la enfermedad coronaria.

Los programas de rehabilitación cardiaca han sido infrautilizados por los pacientes con cardiopatía coronaria, según una encuesta reciente, se ha observado que tan solo el 28% de los pacientes recibió consejo médico para desarrollo un programa de entrenamiento, por otro lado, solo a 4 de cada 10 de estos, se les proporciona ayuda a la hora de establecer un programa de ejercicio.

Los programas de rehabilitación cardíaca son eficaces porque producen adaptaciones como: aumento del gasto cardíaco y del consumo de oxígeno, incremento del retorno venoso, aumento de la contractibilidad del miocardio y la disminución de las resistencias periféricas.

El deterioro miocárdico produce una disminución de la capacidad funcional que puede ser utilizada como método de valoración clínica y pronóstica. Esta pérdida de capacidad física es debida a una disminución del gasto cardíaco en reposo, que no se incrementa adecuadamente durante la actividad física por diversas causas (insuficiencia cronotropa relativa, disminución de la contractilidad, etc).

Valoración cardiovascular:

  • Reconocimiento básico: Se compone de la valoración de los antecedentes patológicos personales y familiares, actividad deportiva realizada, exploración física, electrocardiograma de reposo, pruebas de esfuerzo y valoración de la capacidad funcional.
  • ECG: (Electrocardiograma). Es útil para valorar muchos aspectos como el ritmo cardiaco o los cambios isquémicos basales, que es importante documentar para comparar en el futuro si fuese necesario.
  • Prueba ergométrica graduada: (Electrocardiograma de esfuerzo). Es la prueba más importante para detectar una cardiopatía oculta en deportistas, especialmente en individuos asintomáticos con baja probabilidad de presentar una enfermedad arteriar coronaria como son los menores de 30 años.
  1. Con esta prueba  podemos determinar el alto riesgo que tiene ese paciente de tener arritmias, insuficiencia cardíaca, edema agudo de pulmón.
  2. También nos ayuda a determinar la capacidad de ejercicio (consumo máximo de oxígeno, capacidad funcional cardiovascular y respiratoria..).
  3. Respuesta de la frecuencia máxima
  4. Prescripción del ejercicio.
  • Reconocimiento cardiológico avanzado: se debe realizar para completar el reconocimiento cardiológico básico con otras exploraciones complementarias como por ejemplo: ecocardiograma-doppler (permite identificar la enfermedad cardiovascular sospechada en el paciente mediante imágenes mono y bidimensionales de la estructura del miocardio, válvulas, grandes vasos y del pericardio).
  • Eco estrés con dobutamina: permite valorar el comportamiento de la función ventricular con el estrés, en pacientes que presentan limitación para realizar esfuerzos físicos.
  • Holter: (registro electrocardiográfico de larga duración). Puede ser necesario para el estudio de determinadas situaciones clínicas de presentación discontinua u ocasional. Se subdivide en dos clases:
  • Clase I de la AHA: Palpitaciones, síncope y mareo.
  • Case II de AHA: disnea, dolor torácico o fatiga.

Con información de
https://www.fisioterapia-online.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *